¿Por qué la censura a la libertad de expresión y opinión en redes sociales?

Los Políticos, los medios de comunicación y las redes sociales, sólo les interesa la libertad de expresión y de opinión de ellos, no de todos los demás” LGCN

Está columna no es para defender a nadie en particular y menos si le cerraron la cuenta en una red social a un ex presidente de un país cuya bandera es de barras o estrellas, esta opinión es con el fin de poner las cosas claras, que no importa si eres de derecha, centro o izquierda, católico, musulmán o judío, las redes sociales nos utilizan, y si no te has dado cuenta, el ciego, sordo y sordomudo eres tú, para no decirte tonto.

Trátese de la persecutora Facebook donde publicar ya cualquier cosa es un problema, o twitter donde trinar se está volviendo un lujo, Instagram que se mercantilizó al igual YouTube, quien coacciona a los creadores y con todas esas reglas de propiedad industrial y derechos de autor que defiende, no resguarda al pequeño creador sino a los grandes emporios económicos. La advertencia es clara, están censurando lo que opinas, digas y hasta lo que compartas. Aquí damos respuesta ¿Por qué nos censuran?:

  • El mercantilismo de la opinión: Todo en este mundo del siglo XXI gira alrededor del capital y ya no importa si la idea, el video o la tendencia es buena, se premia ser cretino, hipócrita, venenoso, insidioso, envidioso al punto de llegar al matoneo o ciberbullying, “mientras venda más es mejor”, parece el lema, es decir, sacrificamos la calidad del contenido, de lo que se dice, incentivando la agresión, la violencia, la bufonería, ¡claro! todo el mundo quiere ganar dinero no importa el escándalo y más con los “influencers”.

La red social se volvió un mercado por excelencia de algoritmos diseñados para impulsar lo que más se ve, que nunca correlaciona con lo bueno, y que ciertos poderosos y gobiernos quieren imponernos lo que ellos quieren, ejemplo China, descartando a la visión de todos los demás.

  • La guerra de poderes entre medios de comunicación y red social: “A lo que más teme el cuarto poder, la prensa, es al quinto poder, las redes sociales, porque la verdad no es exclusiva de medios, es de todos” Con las redes sociales, los medios de comunicación perdieron preponderancia y gracias al internet sabemos que hubo golpe de Estado al otro lado del globo, muestra el genocidio y la persecución al pueblo venezolano, y advierte cómo Cuba y Venezuela están en crisis alimentaria y médica o su exilio que los medios NO muestran, ejemplo Telesur o noticias Caracol para no ir lejos. De ahí, el desprecio a las redes sociales, pues el lugar de la noticia lo puede hacer cualquiera con la cámara de un móvil. La verdad es para todos y al mismo tiempo no es propiedad de nadie” LGCN
  • Fake News o Noticias falsas: Tanto medios de comunicación, como grupos económicos y gobiernos quieren meterle mano y control a las redes, para que todo lo que no corresponde a la realidad sea censurado, el problema es que existe una doble moral, pues periodistas se volvieron opinadores y aseveradores de la posverdad, medios de prensa, estados y multinacionales se sirven de las Fake News, para desacreditar regímenes, afectar mercados con pánico y la especulación, “Credibilidad , es la única razón que vale algo en este campo de fuego… Quiero su credibilidad, que las personas sepan que miente antes que escuchar lo que diga” Thomas Brian Reynolds – Film Enemigo Público.
  • La presión política: Este es el nivel más peligroso y evidente la censura en las redes sociales por postura política, y más con el intervencionismo, globalismo, la igualación o el igualitarismo y el progresismo mundial, que pretende un cambio de mentalidad pero a cualquier precio, utilizando todas las artimañas, trucos para convencer a la gente que lo falso e inexacto parezca cierto, conmover al pueblo para que reaccione a tiempo o a destiempo y persuadir al ciudadano para que acepte un cambio de principios y de valores, pero que no necesariamente es lo justo y lo correcto. Para ello:

Destruir las bases tradicionales, la familia, las creencias y la nación.

Convertir lo que es anti moral en la nueva moral no importa el costo.

Vender la idea de que la libertad de expresión, sometida a lo banal y superficial

Censurar todo lo que es crítica, desavenencia, disidencia.

Eliminar la posibilidad de contradecir, replicar o hacer al contradictor invisible, eliminando la voz de miles, para convertirla en la voz de uno, y asignarle el estereotipo de salvador o mesías.

Eliminar la pluralidad de pensamiento y la diversidad cultural, eso que nos hace tan ricos como seres; homogeneizando a las sociedades, casi como los Borg de Star Trek.

  • La sobreregulación legislativa: Con la excusa de proteger la propiedad intelectual e industrial… ¡pero de las multinacionales!, se ha impuesto una agenda para crear leyes de todo tipo, para frenar la generación de contenido, a ese paso no podrás subir un video de las noticias porque dirán que violaste los derechos de autor de su versión de los hechos, ya no puedes subir videos musicales, o 3 segundos de una imagen de película o video, ni hacer karaoke, reproducir un texto, así tenga comillas y digas de cuál es el autor, pasamos de proteger el plagio a regresar a los tiempos medievales en que la Biblia sólo puede ser escrita y recitada por monjes y en latín, entenderán el sarcasmo y la ironía.

Recuerden la censura a la libertad de expresión y de opinión se convierte en un arma de doble filo, sea en redes o medios de comunicación porque al tratar de evitar supuestamente “la propagación de noticias falsas” o la “difusión de mensajes de odio”, se quedan callados con la pedofilia, la trata de personas y la prostitución infantil y al final la cura puede ser peor que la enfermedad, porque si niegas a otros expresarse, sólo quedan dos vías  acudir a otros medios como se intentó con parler o con telegram, o acudir a la  reacción violenta y más con el mayor censurador del planeta, llamada pandemia. Algoritmos Modo Coronavirus y Shadow Banning o baneo en la sombra, la mal llamada Censura Pasiva.

@CarrillonavasG