Inflación Covid19

La inflación esta disparada no solo en Colombia sino en el mundo. Según datos de la OIT, la inflación global de marzo estuvo en 9.20%, doblándose en lo que va del ano. Bajo este contexto la inflación anualizada de 9.23% de Abril del país, va en línea con lo que está ocurriendo globalmente. No se ven sabias, las voces empresariales que intentaron frenar los recientes incrementos de tasa del Banco República. Al contrario, a la luz de hoy, se pudo haber empezado antes. Aunque para que sea un brote global de inflación, parte de la solución es extranjera. Puede que el Banco no tenga las herramientas para solucionar todo, es cómo un odontólogo curando dolor de oído. Puede que ayude en algo, pero no soluciona el problema.

Una explicación sencilla de la inflación actual es que el estimulo de pandemia global sobre estimulo la demanda y se junto con un choque de alimentos y energía por la guerra de Ucrania. El impulso de gasto público y laxitud monetaria utilizado durante la pandemia era necesario. Aunque lo de EEUU fue masivo, el estimulo de Colombia dejó su demanda un poco más robusta que su estado pre-Covid. La guerra nadie sabe cuánto durará, pero en productos agrícolas de corto rendimiento para el tercer trimestre se espera alivio. En materia de petróleo, la señal de precios llevará a un incremento de producción marginal. Todos estos fenómenos los hemos visto antes.

A lo que no estamos acostumbrados es que cierres en Shanghái o Hong Kong por brotes de Covid frenen toda la cadena logística global. No se le puede vender a China, ni le pueden vender al mundo. Según cifras de Silk Road Associates la participación China en bienes de consumo es del 42% a nivel global, pero en varios sectores superan más del 70%. Tras varios meses de cero Covid, eventualmente, Omnicron ganó. China hasta ahora empieza a sentir los retos de pandemia que el occidente superó hace meses. Las tensiones comerciales con EEUU ya habían empezado a deshacer los vínculos comerciales, pero la inconsistencia de suministro podría acelerar el proceso de desglobalización.

La inflación ocurre cuando la oferta supera la demanda, pero que hacemos si no hay disponibilidad de carros por ocho meses ni de computadores por catorce. Rehacer las cadenas globales de producción toma tiempo y puede que el resultado signifique productos mas costosos. Esta es un tipo de inflación de oferta para la cual los instrumentos de intervención del Banco República no son óptimos. Adicionalmente, las señales de precios que debieron estimular la expansión de oferta local, no se han materializado por la incertidumbre electoral. Los empresarios locales ni están expandiendo fabricas, ni tomando crédito agrícola, y muchos menos explorando campos de petróleo. Frente a este panorama, la inflación será más duradera de lo que estamos acostumbrados.

La inflación la analizamos con datos generales, pero remover la volatilidad del análisis muchas veces se excluye alimentos y energía. Para no causar más dolor del necesario seria útil entender cómo las cuarentenas globales causaron trauma en el suministro nacional. Un choque de oferta tan fuerte con desinversión crónica, puede tener varias aristas no evidentes a primera vista. Después de la enfermedad por Covid, nos llega la inflación por la enfermedad.

Simón Gaviria

Exdirector del Departamento Nacional de Planeación Economista de la Universidad de Pennsylvania, especializado en Matemáticas y Econometría. Trabajó como asesor de banca de inversión en J.P. Morgan. Representante a la Cámara durante dos períodos y director del Departamento Nacional de Planeación en el gobierno de Juan Manuel Santos.

Es la desigualdad

¿Fin del Covid?

Psilocibina y Yagé

Cripto Crisis

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password