El fiscal Khan le debe una explicación al país

El 28 de octubre de 2021 el fiscal Karim Kahn anunció el cierre de la investigación preliminar de la Corte Penal Internacional, CPI, en Colombia argumentando que el progreso presentado por el gobierno, junto a las diferentes cortes, la sociedad civil, los tribunales de Justicia y Paz y la Jurisdicción Especial para la Paz -JEP-, mostraba que estaba funcionando el principio de la complementariedad. Según el fiscal las autoridades colombianas no son “ni inactivas ni reacias ni incapaces de investigar y juzgar genuinamente los crímenes estipulados en el Estatuto de Roma” y dijo complacido “me puedo retirar de la etapa de investigación preliminar. Esto no quiere decir que se esté poniendo fin al apoyo, el compromiso será una actividad continúa, pero este es un gran logro”.

El 27 de abril de 2022, la Federación Internacional por los Derechos Humanos, FIDH, y la Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, CAJAR, le pidieron a la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI, revisar y revertir la decisión del fiscal Karim Khan de cerrar el examen preliminar sobre la situación en Colombia, ya que no sirvió a los intereses de la justicia y de las víctimas.

En decisión del 22 de julio de 2022, la Sala determinó que, con base al artículo 15(6) del Estatuto de Roma y la Regla 49 de las Reglas de Procedimiento y Prueba, el Fiscal sí tiene una  “obligación de informar sin demora las razones de su decisión de cerrar el examen preliminar en Colombia”, a víctimas, organizaciones u otros que hayan proporcionado información durante la duración del examen preliminar en Colombia, de junio de 2004 a octubre de 2021. La CPI había puesto a Colombia en la lista de países bajo observación por las graves situaciones de violencia que enfrentaba el país, por los crímenes de lesa humanidad y por al menos 5.763 ejecuciones extrajudiciales, mal conocidas en la opinión pública como “falsos positivos”, de civiles presentados ilegítimamente como bajas en combate.

Para la Sala, la información entregada por el Fiscal al cerrar el examen preliminar – mediante un comunicado de prensa y el Acuerdo de Cooperación con el gobierno de Colombia – no proveyó “información suficiente” sobre las razones del cierre del examen preliminar, en particular dada “la duración del examen preliminar y de las expectativas que puede haber suscitado en quienes proporcionaron información antes o durante el examen preliminar”.

En el comunicado conjunto del 26 de julio de 2022, FIDH y CAJAR reiteraron su compromiso “con la lucha contra la impunidad, por lo que urgen a la comunidad internacional seguir monitoreando que la aplicación de los mecanismos de justicia transicional en Colombia respeten estándares internacionales, garanticen la participación de las víctimas y permitan avanzar hacia la investigación y sanción de los máximos responsables de los crímenes cometidos”.

El expresidente Iván Duque buscó aprovecharse políticamente de la decisión de Khan. Dijo que espera mostrar que Colombia “ha fortalecido sus instituciones judiciales”. (….) que se cierra el examen preliminar reconociendo los esfuerzos de Colombia y (…) el principio de complementariedad con el cual fue fundada la Corte Penal Internacional”. Agregó  que con el cierre “se sella un acuerdo entre Colombia y la Corte Penal Internacional para estar compartiendo información, para tener reuniones periódicas y para seguir mostrando los avances de nuestro país en este proceso que es fundamental para darle tranquilidad a millones de víctimas de la violencia”.

Pero, como bien se sabe, el expresidente Duque no le aportó a la paz, sino que la debilitó con su engañoso lema de “paz con legalidad”, lo que le valió críticas en el Consejo de Seguridad de la Organización Naciones Unidas. Tampoco le dio tranquilidad a las víctimas de la violencia, sino que las desprotegió, lo que se demuestra con el hecho de que 145 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos fueron asesinados en 2021 y 52 durante el primer semestre de 2022. Duque utilizó con éxito el principio la complementariedad del Derecho Internacional Público para convencer al fiscal de la CPI,  quien se apresuró a retirar a Colombia  de la etapa de investigación preliminar.

El fiscal Karim Khan debe cumplir sin demora lo ordenado por la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI de explicar de manera detallada su decisión de cerrar la investigación del examen preliminar de la situación en Colombia. Para la FIDH y el CAJAR,  “su decisión de cerrar el examen preliminar no se ajusta a la realidad de los hechos y la necesidad de responder a las expectativas de justicia frente a crímenes internacionales que permanecen impunes en Colombia, algunos de los cuales no tienen perspectivas de ser debidamente procesados por la justicia colombiana”.

Ha entrado un nuevo gobierno del presidente  Gustavo Petro que da mucha esperanza de que se mejore la situación de derechos humanos en Colombia. Mientras tanto, la comunidad internacional debe seguir vigilando las graves situaciones de violencia que enfrenta el país, y presionando para que haya justicia para los crímenes de lesa humanidad y las ejecuciones extrajudiciales del pasado.

Rafael Barrios Mendivil

Abogado. Fundador e integrante del colectivo de abogados José Alvear Restrepo, CAJAR y representante de víctimas de graves violaciones a los derechos humanos en lo nacional e internacional.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password