Congresistas: a sesionar con altura

Este martes se reinicia la actividad legislativa en Colombia, el Congreso de la República volverá a las sesiones ordinarias y la agenda estará agitada.  El proyecto que se llevará la atención, y que se deberá evacuar rápidamente, será el de la reforma tributaria.  Aquí veremos unas duras negociaciones entre los congresistas de la oposición y el Gobierno Nacional, ojalá tengan en mente que es más importante el bien común que el brillo particular, porque lo cierto es que no existe, en este momento, un mejor camino para fomentar la recuperación económica y dinamizar a nuestro país.

De hecho, en la más reciente reunión del Comité Consultivo de la Regla Fiscal, que se sostuvo el jueves 11 de marzo, llamó la atención que dicho grupo fue absolutamente enfático en indicar la necesidad de no postergar la radicación del proyecto de reforma, ya que dicho plan debería recaudar 1,5% del PIB.  Lo que resultará interesante, como siempre con los proyectos de reforma que se presentan, es cómo entra al Congreso y como sale.  Esperemos que en el camino no se le cuelguen muchos incómodos pasajeros, que luego no sabemos en donde ponerlos a hacer monerías.

El debate estará muy caliente y habrá varias corrientes defendiendo lo suyo, pero, luego de uno de los peores años para la economía y para la sociedad en general, sería justo que los Congresistas ajustaran bien sus opiniones para debatir con datos en la mano, buscando el mejor norte para todos, que no debería ser otra cosa que ayudar a potenciar el empleo, fomentar la inversión y apoyar el desarrollo económico de los diversos sectores que pueden hacerlo de forma integral.

Aunque a algunos Congresistas les encante el protagonismo y quieran brillar por sus grandes propuestas o la defensa de sus “brillantes ideas”, este no es el momento para perder el tiempo en extensísimas discusiones que buscan fines particulares.  El país necesita el mejor Congreso posible, claro, contundente y enfocado en las discusiones que realmente agregan valor al futuro de los colombianos.  El panorama no deja otra alternativa, más cuando el Gobierno, por intermedio del Ministerio de Hacienda, dio a conocer que el déficit nacional para el 2020 estuvo sobre el 7,8% del PIB y para el 2021 da estimaciones de que se ubicarán por el orden del 8,6% del PIB.  El hueco es grande.

A esta dura situación hay que sumar que la capacidad de endeudamiento de la Nación está absolutamente restringida, básicamente por las razones que de alguna u otra forma todos vimos durante los pasados 12 meses, en donde el país tuvo que incurrir en fuertes gastos para soportar a diversos sectores que sufrieron los efectos de la pandemia.

Sin duda serán unos interesantes meses en el Congreso, además de tener otros proyectos que generan grandes discusiones como la reforma a la salud, que ya hacía trámite desde el segundo semestre del año pasado y tiene ya un mensaje de urgencia, se ha conocido que el Gobierno llevará el proyecto para reglamentar la prisión perpetua a violadores de niños.  También llegará la reglamentación para el trabajo en casa, un interesante debate que marcará la pauta para lo que muchos empresarios ya asumen como la nueva forma de entender el trabajo.

Es así como el martes estaremos atentos a las nuevas discusiones de los congresistas, que espero se concentren más en los temas realmente valiosos para nuestro país que necesita acciones concretas para fortalecerse rápidamente.  Confiemos que la semipresencialidad, que se mantendrá como la alternativa para las sesiones, no nos deje tanto micrófono inoportunamente abierto y tanta cámara reveladora de intimidades que no necesitamos conocer.

Debería servir esa semipresencialidad para que los legisladores sean más eficientes y aprovechen mejor su tiempo, realmente necesitamos que las discusiones tengan altura, sean técnicas y propositivas, pero por encima de todo, busquen marcar la pauta para que el país continúe en el camino de una fuerte recuperación.  El beneficio no será para unos u otros, sino para todos.

@AlfonsoCastrCid
Managing Partner
KREAB Colombia