¡Papaya puesta… Papaya partía!

Una conmemoración más de los disturbios del 20 de Julio en el que un florero sirvió de excusa para iniciar una gesta independentista pero en la instalación de la nueva legislatura y la última de la era Duque, este florero fue una elección y las posibilidades de ejercer poder durante un año más.

Mi santa y sabia abuela me enseñó que excusas no pedidas, culpas manifiestas y me pregunto, ¿Por qué salieron a explicar y justificar procederes por una elección fallida que solo ocasionó el efecto contrario que se buscaba?. Para empezar, Duque hizo un discurso en el que alabó grandes de su gobierno durante la pandemia como el tema del ingreso solidario, el tema de la devolución del IVA, matrícula cero.

Pero me pregunto, ¿a cuántas maricas les llegó algo de eso? Porque cuando lo de los mercados del Ministerio del Interior de muchas regiones a las que llegaron esos mercados, las maricas llamaban a decirme que ellas no estaban incluidas y que intercediera para que les dieran alguito… Muchas tuvieron que pasar vicisitudes por los desarraigos obligados de sus familias nucleares, por expulsión o como en mi caso por decisión y la búsqueda de libertad para ser. Gracias a las apuestas de organizaciones y personas “trans” y aliadas algunas pudieron mitigar sus situaciones durante lo duro de la pandemia, del ingreso solidario ni hablemos y de la devolución del IVA mucho menos porque a muchas de Nosotras nos lo clavan pero no nos retornan ni un poquitico…

De matrícula cero es mejor ni hablar porque si ni siquiera existe un plan de acción de ese sofisma de distracción en el que se constituyó la dizque política pública nacional para la garantía del ejercicio pleno de los derechos de las maricas y los maricas en Colombia y peor aún no existen garantías suficientes para la permanencia en el ámbito escolar de la gran mayoría a causa de la falta de redes de apoyo, de la poca atención que le pone el Instituto Colombiano de ¿Bienestar Familiar? a la problemática de abandono y expulsión directa e indirecta de sus núcleos familiares y que a muy temprana edad, en el curso de vida de la niñez y la adolescencia, empiezan a enfrentar muchas de las mujeres “trans”…y ni que decir de la falta de preparación de muchos docentes y la imposición de patrones culturales desde lo que creen moral y políticamente correcto…

Se quejaron los congresistas de los partidos de oposición de la falta de escucha del Presidente y, me hago nuevamente otra pregunta ¿Cuándo ha escuchado ese señor?…pero el problema no radica solo en que quien funge como Presidente de este país social de derecho no escuche, el problema radica, a mí parecer,  en que quienes nos representan en el congreso bicameral colombiano, en su mayoría, tergiversaron el significado de lo que sería una democracia representativa y se abrogaron una representación impositiva en la que a partir de sus pareceres radican proyectos de ley que distan de lo que prometieron en sus campañas. Empiezan los esbozos megalómanos y mesiánicos en perspectiva de las elecciones 2022 pero otra pregunta ¿cuándo empezarán a legislar con y para un país real y no para el país que muchos de los allí presentes idealizan y quieren transformar sin proceso real?

La tapa del circo se sucedió cuando fallaron los conciliábulos para elegir una de los supuestos puestos de poder que en realidad serían de autoridad y oportunidad, cuando se denunciaron alianzas hasta con el “diablo” para lograr el propósito y lo que fue capitalizado por uno de los partidos, justificándose en las reglas del juego. Lo que pasó dejó claro que lo que importa es llegar a posiciones de poder pero ¿poder para qué?.

En fin…a muchas de Nosotras, las maricas o mujeres “trans” nunca nos interesaron o dejaron de interesarnos estos bochinches porque realmente nunca se nos ha tenido en cuenta y nos hemos abierto camino a punta cuerpo, culo y teta, que muchos apetecen pero pocos aceptan y en público lo quieren ver. Puede ser un error pero mientras inclusive quienes de las nuestras y los nuestro andan metidas y metidos en esos embrollos no nos tengan en cuenta sino para decir: “pobrecitas, las más jodidas de las jodidas, hay que hacer algo por Ellas” y no construyan con Nosotras creo que pasará mucho tiempo para que estos asuntos empiecen a interesarnos a todas y tener una participación política consciente, crítica, que nos lleve al análisis de la propuestas y sumemos votos no por subjetividades sino por convicciones reales.

@DIANATRANS