Desigualdad ¿qué significa? (para no economistas) (1)

Un debate en redes sobre el reporte recientemente publicado sobre los datos de la OCDE en la que Colombia tristemente puntea la desigualdad de ingresos (índice Gini 0.542 por encima de Costa Rica: 0.497, Chile: 0.460 y México: 0.418) generó algunos comentarios como “¿quién dijo que la desigualdad es mala? Cada individuo tiene expectativas de vida distintas, es lo más natural que hay, antinatural es despojar al que trabaja para darle al vago” escrito por alguien que se identifica como “Pro-vida, libertario, Familia natural, anti-comunista” que revela que habla desde su pensamiento ideologizada sobre lo que entiende, por lógica quizás, de la palabra pero sin comprender lo que realmente significa.

Es muy común. Quienes han estudiado economía deben saber su significado, no obstante sus opiniones al respecto. Normalmente los demás solo entendemos por lógica elemental que se trata de algo natural puesto que no hay un humano igual a otro; como lo expresado por el twittero citado. Intentaremos una explicación simple sobre la desigualdad, dada su importancia enorme para nuestra comprensión política de uno de los problemas mas graves de nuestra actualidad que se relaciona con la pobreza y la concentración de la riqueza.

La sociedad que produce desigualdad de ingresos

Lo primero que hay que establecer es que el análisis teórico se basará en el sistema capitalista, basado en la libertad de mercado. En esa teoría, los oferentes acuden al mercado a ofrecer libremente sus productos o servicios con el propósito de venderlos y obtener dinero a cambio, al cual también acuden libremente los demandantes con el propósito de comprarlos con dinero y así satisfacer sus necesidades o gustos; este mecanismo tan sencillo ha demostrado ser muy poderoso cuando se extiende a todas las facetas y ámbitos de los humanos, puesto que provee de los incentivos necesarios para volver dinámica una sociedad en la que cada quien busca en qué trabajar y cómo lograr los intercambios que requiere no solo para sobrevivir sino también para progresar. El mecanismo incluye un regulador natural de precios, automático, que es la competencia. Si hay competidores que quieren tener éxito en el mercado, deben competir en características y precio en el mercado libre y se alcanza entonces una condición de justicia en ese precio de las transacciones.

Pronto aparecen algunos de los oferentes exitosos que quieren ser más exitosos y empiezan a querer vender más (aumentar su participación en el mercado). Han logrado ser exitosos por algunas características mejores para su producción que sus competidores y les ha permitido tener una mejor posición de competencia. Sus ganas de crecer los lleva a considerar eliminar a sus competidores, en franca lid en el mercado, o comprándoles su mercado o poniéndoles algunas trabas que los vuelva más débiles. Todavía no hablemos de estos métodos, solo del resultado. Si uno de los competidores logra eliminar a sus competidores estará también eliminando el mecanismo regulador natural de precios. El monopolio así configurado obtiene el premio mayor que consiste en disfrutar el precio que le quiera poner a su producto, porque no solo querrá disfrutar el mayor volumen, y este es el incentivo natural que tienen los mercados hacia su no libertad.

Pero lo que nos ocupa es lo que significa esta tendencia de los mercados libres al monopolio en cuanto a la desigualdad. Cada vez que un monopolio sube el precio por encima del que se hubiese alcanzado en un mercado libre por efectos de la competencia de varios competidores para ganarse a los compradores, les está impidiendo a esos compradores usar ese dinero, el del mayor precio, en otras necesidades o gustos. Es decir, este sistema es lo conocido como “suma cero”, lo que obtiene uno lo pierde otro. Mientras el productor exitoso que se volvió monopolio se queda con más dinero de los compradores, estos tienen menos dinero en sus bolsillos. Para entender su efecto completo, es necesario pensar, exagerando, en que finalmente se llegue a que todos los productos tienen su monopolio y los precios suben de forma no natural en el mercado, los dueños de los monopolios se llenan los bolsillos mientras que la población en general, los compradores, se desocupan los bolsillos y se empobrecen.

En estas condiciones, esa sociedad produce desigualdad porque los precios no se ubican en forma justa por el mecanismo natural de los mercados. Unos pocos logran atesorar el dinero disponible en esa sociedad para esos productos, mientras que la gran mayoría tiende a ser cada vez mas pobre.

Claro, esos que llegaron a condición de monopolio trabajaron y se esforzaron en el camino. Pero aquí es donde hay que revisar cómo pudieron llegar a esas condiciones de monopolio. Lo dejaremos para la próxima entrega para no atiborrar de conceptos clave la explicación. Uno a la vez. El de hoy es la relación entre la pérdida del mecanismo natural de regulación de precios al llegar el monopolio y la generación de desigualdad. La suma cero.

@refonsecaz

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password