Vacunación: ¿por qué Duque perdió tres meses?

El 18 de junio (léase bien, junio de 2020) el gobierno de Israel firmó un acuerdo de millones de compras de vacunas con la farmacéutica Moderna, esta negociación la lideró el Primer Ministro en persona.

El 7 de julio de 2020, la agencia Bloomberg reveló el precio de la vacuna de Pfizer y en ese mismo mes Estados Unidos aseguró millones de dosis. Para el 20 de julio de 2020 el gobierno británico anunció la compra de 90 millones de dosis de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca.

Por su parte el 24 de agosto, Canadá hizo la extraordinaria compra de 358 millones de dosis con AstraZeneca, Johnson & Johnson, Novavax y Sanofi.

Hoy es imposible no preguntarse, ¿Era imposible meternos en esas negociaciones? ¿No somos pues, el Israel de Suramérica y el primer aliado de EEUU en el continente?

No entiendo qué estaban haciendo los embajadores de Colombia en EEUU e Inglaterra, qué estaba haciendo la Canciller o el mismo presidente Duque a mitad de año cuando ya debían estar negociando las vacunas.

Algunos dirán que “eran privilegios de ser países del llamado primer mundo”, pues de una vez les respondo ¿de qué han servido entonces tantos años de lobby o “gestión diplomática” en Washington si cuando realmente necesitamos apoyo para acceder a las vacunas de primera mano, no se hizo nada?

Para montar un cerco diplomático Duque sí tuvo el tiempo para viajar por medio mundo, recorrer países amigos y no tan amigos, ir a Washington, pero ¿para conseguir un buen puesto para negociar vacunas no hizo nada?

Otros dirán que “las vacunas en ese momento podrían costar el triple” y también les respondo, ¿y cuántos billones ha perdido la economía colombiana en este año de pandemia? ¿Cuánto cuestan millones de empleos? ¿Cuánto cuestan 100 mil vidas que habremos perdido para finales de 2021? ¿Cuánto cuestan millones de niños y niñas fuera de las aulas?  ¿Cuánto cuesta la salud mental de millones de colombianos? ¿Cuánto cuestan millones de adultos mayores deprimidos y encerrados? ¿Cuánto cuestan las vidas del personal de la salud en la primera línea sin vacuna?  La realidad es que las vacunas por muy caras que sean salen muchísimo más baratas, eso lo entendió Israel que pagó el triple pero hoy va por la mitad de su población vacunada y su economía reactivándose sin contagio.

Pero bueno, en gracia de discusión, aceptaré el argumento de que somos un país secundario (o cuaternario) para las grandes potencias y que pese a años de lambonería diplomática no se pudo hacer nada.

Ahora miremos fechas de países cercanos:

Chile cerró acuerdos el 22 de septiembre; Costa Rica el 1 de octubre, México el 13 y Ecuador el 21 de ese mismo mes. ¿Ustedes saben cuándo Duque realizó su primer acuerdo? ¡diciembre 16!

El Presidente Duque intenta vendernos como un éxito el inicio de la vacunación con apenas varios miles de dosis en el mes de febrero, cuando la realidad es que somos un país resignado y sin afán jugando crucigramas en el último lugar de la cola de las vacunas, mientras Chile, Argentina, México y Brasil se acercan o ya pasaron el millón de vacunados.

Yo le pregunto al presidente Duque, ¿Qué estaba haciendo usted durante todo el segundo semestre del 2020, cuando debía estar en Washington o Londres negociando las vacunas?

Posdata:
Y de ñapa le echarán la culpa al Congreso por no haber habilitado la compra de vacunas, entonces ¿de qué le sirve a Duque tener la mayoría del Congreso enmermelada y legislando virtualmente a su conveniencia?

@JuanLuisCasCo