Sin levantar cabeza

Decir que no estamos en el peor momento de contagios desde el inicio de esta pandemia, con más de 20 mil casos positivos y más de 500 fallecimientos diarios a causa del COVID-19, es pretender tapar el sol con un dedo.

Como por si las cifras anteriores no fueran motivo suficiente de alarma, es necesario señalar que ya llegaron todas las dosis de Sinovac, las que hasta el momento habían puesto en marcha el Plan Nacional de Vacunación. Y entonces ahora ¿qué sigue?

Todo parece indicar que el avance en la ejecución y cumplimiento del Plan Nacional de Vacunación quedará en manos de farmacéuticas que no han cumplido con entregas grandes. A la fecha Pfizer ha cumplido apenas con casi el 30% de las dosis negociadas y la velocidad con la que el mecanismo COVAX ha entregado las vacunas no es la que a la mayoría del país nos gustaría, apenas han hecho entrega del 12% de las dosis que se esperan.

De las negociaciones con AstraZeneca, Janssen y Moderna, que significarían alrededor de 29 millones de dosis contra el COVID 19, al país no ha entrado una sola y por el momento no se conocen fechas para empezar a ver los viales de ese tan esperado cargamento.

Es cierto que en el país ya se han aplicado vacunas de AstraZeneca, pero no podemos olvidar que estas han llegado a través de las primeras entregas del mecanismo COVAX y no de la negociación que hizo el gobierno nacional directamente con la farmacéutica británica.

Para cumplir con el Plan de Vacunación, en Colombia aún se espera aplicar un total de 35.734.649 vacunas en este año y en Mayo se cerraron nuevos acuerdos con las farmacéuticas que permitieron llegar a un total de 40.250.000 vacunas negociadas, 11.22% más de lo contemplado para alcanzar la inmunidad de rebaño.

Para el mes de mayo tan solo 3.293.247 personas completaron el esquema de vacunación (dos dosis), quienes representan el 9.21% de la población estimada para alcanzar la inmunidad de rebaño. Luego de casi 4 meses en la ejecución de una política nacional de inmunización masiva permanecer en porcentajes de un dígito no es más que la muestra del fracaso.

Parece absurdo, pero es la triste realidad, cada mes nos deja un pequeño rezago con respecto a las metas contempladas en el Plan Nacional de Vacunación.

Para el mes de Mayo la meta era aplicar 5.876.108 dosis, no obstante solo se logró la aplicación de 5.105.651 dosis, y por tanto el rezago del mes es de 770.457 dosis.

Si bien el ritmo de vacunación diario aumentó durante el mes de mayo, cada rezago generado en los meses anteriores hace que la meta sea mayor para los meses futuros. Así será cada vez más difícil alcanzar la inmunidad de rebaño según lo previsto.

Hasta el momento, el mejor día de vacunación en el país tan solo alcanzó 313.163 dosis.

Así pues, por las demoras en los primeros meses, la falta de cumplimiento en las metas y los bajos niveles de vacunación, Colombia necesitaría duplicar su capacidad de vacunación para terminar de vacunar a 31 de diciembre.

Es cierto que mayo trajo consigo una mejora considerable en la aplicación de vacunas a nivel nacional, sin embargo, es claro que el Plan Nacional de Vacunación sigue estando muy lejos de ser cumplido y que en materia de promoción de hábitos saludables, prevención de las enfermedades y garantía de de inmunidad de rebaño para le país a finales del 2021; este gobierno sigue sin levantar cabeza.

PD: El proyecto de Ley de etiquetado frontal, mejor conocido como la Ley Comida Chatarra, solo necesita su cuarto debate para ser convertido en ley. No obstante, para autores y ponentes aún es desconocido el momento para este debate ya que no ha sido anunciado por la secretaria de senado. Ojalá no se nos pase de largo una oportunidad más para evitar enfermedades y mejor la calidad de vida de todos y todas las ciudadanas. Les invito a seguir con atención el proceso.