¿Cuántos votos pone el Papa?

Gustavo Petro y el Papa Francisco / Montaje Confidencial Colombia

Bastante dolores de cabeza les está causando el senador y precandidato del Pacto Histórico, Gustavo Petro, a sus rivales políticos por cuenta de los diferentes golpes que se ha dedicado a darles, con el ánimo de ser noticia y ganar en la opinión pública.

Petro es consciente que la visita al Papa Francisco, lo mismo que su viaje a España puede no traerle votos, pero si sabe muy bien que con actos como estos, será noticia y más de uno tendrá su nombre en la boca, ya sea porque les parece bien o porque no se les ocurrió a ellos antes, y por supuesto les genere envidia.

No sé qué tantos votos le puede traer a un candidato a la Presidencia, reunirse con el Papa, teniendo en cuenta que este es un país de gente que se resiste a la idea de no penalizar el aborto, legalizar el consumo del cannabis, que no acepta del todo la unión de parejas del mismo sexo y que rechaza la posibilidad de que estas puedan adoptar hijos, que son temas que al candidato de izquierda no le molestan porque tiene una mente más abierta.

Pero si sé que un acto como este generará noticia y pondrá a más de un aspirante al primer cargo del país verde de la envidia porque en medio de sus egos, solo esperan aplausos y poco se han puesto a pensar, si esto en realidad les puede significar el aumento de votos.

Mientras Gustavo Petro hace este tipo de visitas con el ánimo de generar noticias de una manera diferente, sin pensar en los votos, el resto de sus colegas buscan mantenerse en la opinión pública peleándose entre ellos mismos a base de insultos, mentiras y acusaciones que van y vienen, muchas de ellas sin ningún fundamento.

En pocas palabras, mientras Petro se inventa diferentes maneras de llegarle a la opinión pública, el resto de candidatos se dedican a demostrar que tienen poco ingenio y que sus asesores no son creativos ni se les ocurre algo diferente a lo que se acostumbra a hacer en cada campaña política, es decir a subirse a una tarima para prometer el cielo y la tierra y a hacerse ver como el ser perfecto que nunca comete un error así tengan un mar de defectos y les sobren algunos.

Es una mentira pensar que una visita al Papa Francisco puede llenar las urnas con el voto hacia determinado candidato en un país donde la Iglesia Católica pierde terreno no solo por los crecientes escándalos de pederastia sino además por su resistencia a entender y a practicar las enseñanzas de Cristo fundamentadas en el perdón y en la reconciliación y a su insistencia en mantenerse en el Antiguo Testamento, es decir, bajo la Ley de Moisés.

Por lo anterior resulta bastante ridículo ver como los demás candaditos se pelean ahora por una cita con el Sumo Pontífice, como si esto los hará dignos de llegar al Palacio de Nariño. Me da la impresión que aún no entiende que la clave está en entender los problemas de la gente, que la idea no es ir a un municipio como Tumaco a explicar los beneficios que traen instalar diez canchas sintéticas o construir andenes para la gente; que las soluciones para quienes viven en Saravena no se reducen a militarizar la ciudad y que los problemas económicos de quienes habitan en Quibdó no se solucionan quitando los intereses a las tarjetas de crédito.

Si se logra una conexión con el pueblo colombiano en los territorios y ciudades diferentes a Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Cartagena, seguramente se logrará un mayor éxito en la carrera por la Presidencia y de pronto ahí llegará una idea de cómo ir hacia la opinión pública de una forma diferente, mientras tanto es mejor que se olviden del Papa Francisco, porque ese golpe ya lo dio Gustavo Petro, y dicen que el que pega primero, pega dos veces.

@sevillanojarami

Oscar Sevillano

Graduado en Locución y Medios Audiovisuales del Colegio Superior de Telecomunicaciones. Cursa último Semestre de Comunicación Social y Periodismo en la Fundación Universitaria San Alfonso. En mi condición de comunicador he desarrollado habilidades en el campo de la investigación, la redacción periodística y la opinión, lo que me han permitido destacarme en el campo del periodismo y la opinión pública. Periodista de la redacción política y en temas de Bogotá. Columnista de opinión.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password