Liberen las vacunas

La escena en la ciudad de Cali en donde se observa a los centros de vacunación vacíos por cuenta de que los ciudadanos que fueron citados tomaron la decisión de incumplir, debería poner a reflexionar al Ministerio de Salud  de si llegó el momento de liberar el proceso y permitir el acceso a quienes deseen acudir para inmunizarse contra el Covid19, sin importar la edad.

Anuncios

No se puede obligar a quien no quiere o no desee recibir la vacuna, teniendo mucha gente a la espera de que le llegue su turno para hacerle frente al virus y tampoco es lógico que  se exponga a un alto número de dosis a que se puedan perder por que surgieron unos ciudadanos que tomaron la decisión de hacerse los importantes y colocar al sistema de salud a buscarles por cielo, mar y tierra para que sus vidas no corran riesgos.

Ya se cumplió en gran medida con los adultos mayores y se está inmunizando a quienes tienen riesgo por alguna afectación en su salud, ahora vamos con otro grupo de edades donde puede estar el mayor número de ciudadanos que claramente implica una gran logística y organización de parte del sistema de salud, por lo que resulta un tanto infame de parte de los colombianos que se incumplan las citas y se desprecie la única posibilidad de superar la pandemia.

La ciudadanía debe poner de su parte si en realidad no desea que el sistema de salud colapse por la alta  ocupación de las UCI en clínicas y hospitales del país. Triste sería que teniendo el remedio a la mano se le desprecie sabe Dios con que motivo o razón.

Insisto, hay mucha gente que desea y quiere vacunarse porque ha visto a amigos y familiares morir por el virus y no desean que les suceda lo mismo,  no es posible que no se les dé la oportunidad, por si dársele a quienes en un acto de inconsciencia han optado por despreciarla.

Es hora del que el Ministerio de Salud analice si llegó el momento de quitar esa gradualidad en el proceso de vacunación y permitir que todo el que desee inmunizarse, asista  a los centros dispuestos para aplicar las dosis.

En este caso es preferible que las dosis se apliquen en su totalidad a que se pierdan. Bastante si cuesta adquirirlas como para correr con ese riesgo.

Muy pronto los privados comenzarán a vacunar a sus trabajadores, ¿qué sentido tiene entonces continuar con esa gradualidad?

@sevillanojarami

Anuncios