Es hora de militarizar a Bogotá

Pueda que la idea de militarizar a Bogotá suene bastante drástica y cause pánico en muchos, pero ha llegado el momento de que en verdad se lo considere.

Hoy nadie puede negar que a la capital del país se la tomó la inseguridad, y que está viene acompañado de hechos supremamente violentos provocados por algunos venezolanos que antes de cometer el delito  aprietan el gatillo, hecho que no se puede disfrazar con palabras bonitas ni frases llenas de poesías. Las cosas hay que decirlas como son, así provoquen camorra.

Es claro que la promesa de enviar un total de 1500 uniformados de la Policía se hará efectiva a partir del mes de diciembre, como también es claro que los uniformados que hoy cuidan de la seguridad en Bogotá no dan abasto para tantos hechos delictivos y es necesario que se les brinde un apoyo.

Este apoyo debe ser el del patrullaje militar, que bien se lo puede ejecutar en las zonas donde la delincuencia  está causando dolores de cabeza a la ciudadanía, hablo de María Paz, Patio Bonito, Bella Vista, la Carrera Décima entre calles 24 y 6, el barrio Santa Fe, algunos sectores de la localidad de Suba, Engativá, etc.

Lo anterior, porque es necesario aumentar la vigilancia en la ciudad y no me refiero a cámaras de vigilancia, sino a los agentes que pueden cuidar las calles patrullando y evitando  más hechos violentos. Esto, porque no se puede confiar en la justicia, que bajo alguna leguleyada deja libre al delincuente, no importa si se trata de un reincidente  o si las pruebas son irrefutables. Las cifras hablan de que los jueces han dejado  en libertad en menos de 48 horas a más del 80 % de los 20.000 detenidos en lo corrido de 2021.

También tenemos el problema de que si a una persona le roban el celular o la billetera, este no siempre instaura una denuncia por lo engorroso que resulta el trámite y muchos dicen no tener tiempo para largas horas de espera en una oficina bien sea de la Fiscalía o de la misma Policía.

La Alcaldía de Bogotá no puede quedarse en anuncios y anuncios que por buenos que suenen, son procesos que van a tardar, mientras el miedo  a ser agredido en algún hecho delictivo en cualquier lugar de la ciudad, continúa apoderándose de los habitantes en la capital.

Hasta hace un tiempo, cuando los bogotanos salían de sus casas al trabajo, estudio, etc., sentían miedo de ser robados por algún delincuente, hoy el temor es que les hurten sus pertenencias y de paso les disparen o les agredan con armas cortopunzantes.

Todo lo anterior hace que sea necesario una respuesta inmediata de parte de las autoridades del Distrito y ésta por el momento debe ser la mitilizarición de la ciudad, así a la alcaldesa de Bogotá no le guste la idea.

La Policía hace su mayor esfuerzo por vigilar las calles y avenidas de la capital del país, pero el número de uniformados resulta insuficiente para enfrentar los hechos violentos con los que está operando el crimen organizado en Bogotá y los 1500 efectivos no llegarán por el momento, por esto es necesario que mientras, la ciudad se apoye en personal militar.

Puede que la idea no guste en muchos, pero ya está visto que no nos podemos quedar únicamente en anuncios.

@sevillanojarami