El disfraz de Policía de Duque

Óscar Sevillano

Es imposible no sentir molestia e indignación al ver una foto de un presidente de la república que prefiere reunirse casi a la media noche con policías, tomarse la foto con ellos y de paso disfrazarse de uniformado vistiendo la chaqueta de esta institución, mientras los familiares de quienes fueron asesinados por agentes que no dudaron en sacar sus armas para disparar en la noche de 9 de septiembre, se tuvieron que conformar con una simple llamada.

Anuncios

Al parecer, dos años de gobierno no han sido suficientes para que Iván Duque entienda que es el presidente de la república y que su deber como primer mandatario, es el  de estar al lado del ciudadano y en casos como estos, donde existe molestia de parte de los colombianos por los repetidas e insistentes casos de abuso policial, su obligación es promover actos de reconciliación entre las dos partes.

La reunión con la Policía Nacional tenía que darse, eso lo sabemos todos, pero también debía celebrarse un acto con la ciudadanía. En este sentido, tenía lugar el acto convocado por la alcaldesa Claudia López en la Plaza de Bolívar a la que Duque prefirió no ir, para sí en cambio, reunirse con uniformados colocarse su chaqueta y dejar el claro mensaje de, “si no les gustó, de malas”.

A Duque parece no importarle que fueron 11 personas asesinadas en hechos en donde están involucrados agentes de la Policía Nacional, algunos de estos no hacían parte ni de las protestas, ni de los actos violentos, solo cometieron el error de pasar por ahí. Que más de 100 personas resultaron heridas por agresiones de uniformados, entre ellos, periodistas que solo cumplían con su labor de informar.

Como si fuera poco, pretende además el Gobierno Nacional vender la tesis de que el ELN y las disidencias de las FARC estaban tras bambalinas en los ataques a los CAI. Les faltó decir que todo fue una orden de Nicolás Maduro en alianza con grupos de Al Qaeda.

Son estas actuaciones llenas de soberbia las que molestan a los ciudadanos y las que le pueden pasar la factura al Centro Democrático en las elecciones presidenciales de 2022, porque no creo que Colombia quiera dejar sin castigo el que este partido haya promovido a un primer mandatario con cara de buena gente, pero desubicado y sin el más mínimo conocimiento de lo que es este país. Errores como el anterior, se cometen solo una vez la vida.

@sevillanoscar

Anuncios