Chupeta para Vargas Lleras

Muy buenos resultados le ha dado al señor Germán Vargas Lleras la estrategia de darle garrote al Gobierno Nacional a través de una columna de opinión en el diario el Tiempo, para hacerle creer a los colombianos que no está de acuerdo con sus posturas, proyectos y visión de país, mientras recibe caramelo a puerta cerrada de parte de los que supuestamente se opone.

Anuncios

En política nada es gratis, no hay almuerzos gratis, por tanto, dudo que los cuatro ministerios que se le otorgó a Vargas Lleras (Salud, Deportes, TIC y Comercio, Industria y Turismo), se le han entregado a cambio de nada. La prueba está en que su Partido Político (Cambio Radical), se ha convertido en el comodín en el Congreso de la República.

Para que un proyecto de interés del Gobierno Nacional salga adelante y no se hunda en las plenarias de cámara y senado, se requieren los votos del partido de  Vargas Lleras, asunto del que se aprovecha el exvicepresidente para poner las cosas a su favor. Lo extraño de este asunto es que pase desapercibido ante la opinión pública, la misma que fustiga con severidad al expresidente Cesar Gaviria cada vez que este se acerca al primer mandatario para tratar algún asunto de interés nacional.

Pero la cosa no se queda únicamente en salvarle los proyectos al Gobierno Nacional. Vargas Lleras se ha convertido también en el “Ángel de la Guarda” de los ministros que por alguna actuación pueden perder su cargo por la vía de la Moción de Censura. Sucedió con el ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo y sucedió también con su reemplazo, Diego Molano.

A este paso se puede decir que Cambio Radical con la ayuda de  Vargas Lleras, lideran el ala política del “duquismo” y hoy por hoy es  “la viga de amarre”  que evita que este gobierno termine de desmoronarse.

La tal independencia que pregona Vargas Lleras en cada columna que escribe cada domingo en el diario El Tiempo, no existe. Esta no es más que una especie de advertencia a lo que le puede pasar al Gobierno Duque con cada tema que aborda o trabaja y que el exvicepresidente y exsenador conoce al detalle, gracias a que conoce muy bien el manejo de estos y lo que encierra el juego político en donde sabe cómo usar las cartas a su favor.

En resumen, la chupeta que hoy está probando Germán Vargas Lleras con los cuatro ministerios que le entregó el Gobierno Duque por cuidarle la espalda, la debe estar deseando más de uno en el partido del presidente, donde no están muy contentos, ni con la gestión que como primer mandatario ha desempeñado ni mucho menos con la manera en como los ha tratado.

@sevillanojarami

Anuncios