El balón está en su cancha señora alcaldesa

Por: Yamile Vanegas


Yamile-Vanegas-MiniaturaNo se puede desconocer que la preocupación por la pandemia del Covid 19, ha copado las agendas de todos los gobernantes, no solo en Colombia, sino en el mundo entero, incluyendo a nuestra ciudad de Bogotá, el problema es que este asunto por terrible que sea, no nos puede desviar la atención de los otros, que también son extremadamente graves.

Uno de ellos, el más notorio diría yo, la incultura ciudadana y la falta de tolerancia, que unidas, desencadenan hechos graves como el ocurrido esta semana en una avenida de Bogotá, donde un taxista le hecha el carro encima a un ciclista, luego de una discusión.

Si nos damos a la tarea de mirar los casos de muertes y accidentes que estos dos factores han dejado, podríamos concluir que esto es tan grave y delicado, como lo es el conflicto armado, el crimen organizado y el mismo Covid 19.

Anuncios

Es por esto tan importante que todos los gobiernos en Colombia, hablo de los departamentos, municipios, ciudades y hasta la misma presidencia de la república, trabajen proyectos y planes encaminados a mejorar la convivencia y a incentivar una mejor cultura ciudadana y porque no, también una ley de la república.

Para mejorar el tema de la convivencia no basta con enviar patrullas de policías a que repartan bolillo al que este causando males y de paso le coloquen las esposas. Es necesario además pensar en temas de prevención, que ayuden a fortalecer los lazos comunitarios, rotos por diferentes hechos, el más común, los que haceres diarios que nos ocupan a todos y nos alejan del vecino, de quien muchas veces no conocemos ni el nombre.

Bogotá había avanzado en temas de cultura ciudadana y poco a poco venía mejorando su capacidad de convivencia, el problema estuvo en que algunas administraciones (Luis Eduardo Garzón y Samuel Moreno) abandonaron este programa y en adelante no se avanzó lo necesario.

Le corresponde ahora a la alcaldesa Claudia López, trabajar arduamente por el rescate de los programas de cultura ciudadana y desde las Secretaría de Gobierno y de Seguridad, formular proyectos encaminados a prevenir las malas prácticas en convivencia, que tanto daño nos hacen a los bogotanos y que en muchas ocasiones desencadenan actos violentos, en los barrios donde habitamos y al interior de nuestros hogares.

Personal en las localidades de Bogotá que esté dispuesto a trabajar por este asunto, los hay y por montón, no es sino cuestión de buscarlos, demostrando voluntad. El balón está en su cancha señora alcaldesa.

*Directora Fundación Acuerdos para la Paz


Más columnas de la autora