¿Qué tanto le ha cumplido la Administración con la EMRE a la reactivación local?

El 2021 debe ser el año de la reactivación económica y Bogotá no puede ser ajena a este hecho y para convertirlo en realidad la administración distrital planteó la denominada Estrategia para la Mitigación y Reactivación Económica (EMRE local), iniciativa conformada por 3 ejes: Obras para el empleo, empleo local,  adaptación y transformación productiva y salvamento de los corazones productivos.

¿Qué resultados ha dejado este plan a los ciudadanos en la capital del país en las 20 localidades que la componen?

¿Obras y empleo en marcha?

Anuncios

En primer lugar, se habla de una estrategia que busca generar empleo local, principalmente para trabajadores no calificados asociados al sector de la construcción a partir del desarrollo de “nuevas obras de infraestructura” definidas por cada localidad y además emprender la reactivación de aquellas que fueron contratadas previamente a la emergencia sanitaria. Sin embargo, vemos como en ciertas localidades seguimos quedados en obras y la pandemia a estas alturas no puede ser una excusa para mantener paralizados estos proyectos que aunque algunos llamen solo “cemento”, ayudan a reactivar la economía con empleo real.

La Estrategia para la Mitigación y Reactivación Económica sigue en deuda con los ciudadanos. Con un recurso de  266.653.298.215 para su ejecución en las diferentes aristas que plantea, se ha evidenciado en SECOP que los Fondos de Desarrollo Local no han adelantado nuevos procesos de contratación para la reactivación económica en cuanto a procesos de licitación para obras públicas, no hay ningún logro en infraestructura durante el segundo semestre de 2020 y únicamente han realizado contratos de prestación de servicios, entre esos, algunos contratos con la Cruz Roja y Compensar.

Preocupa que la reactivación de las localidades no sea una prioridad como se prometió cuando se presentó esta estrategia. Pregunto entonces ¿Cuáles serán las obras de acuerdo a la EMRE para la generación de un número de empleos significativos, si con corte al 8 de marzo del año en curso se han facilitado escasos 3.009 empleos en uno de los ejes, en una ciudad de más de ocho millones de habitantes? Otro asunto que genera inquietud, es que en la ciudad muchas personas con hoja de vida calificada perdieron sus puestos de trabajo ¿Por qué no se tiene en cuenta este factor desde las localidades?

También encontramos que los Fondos de Desarrollo Local proyectaron en la vigencia 2020 la adición de 54 contratos con recursos EMRE; las cuales tienen un valor del orden de $65.010.430.058, de estos  $57.582.934.715 corresponde a 29 contratos de obra y $7.427.495.343 corresponden a recursos de 25 contratos de interventoría. Pero entonces, si de acuerdo a la información de la Administración Distrital las obras que más reportan empleos son Malla Vial y Parques, ¿por qué razón a la fecha no se han adelantado procesos contractuales para iniciar estas actividades y así lograr un número significativo de empleos en las localidades, si es claro que son las que más corresponden al logro de la estrategia?

En lo que tiene que ver con el Programa de Incentivos para el Empleo, que busca apoyar a los microempresarios más afectados por la crisis a través de incentivos a la nómina que les permitan mantener y/o vincular a trabajadoras mujeres y a trabajadores jóvenes (18 a 28 años), a través de un incentivo monetario de un (01) SMMLV,  los resultados no son precisamente para una medalla de oro porque la meta propuesta es de  3.000 empresas y tan solo 10.000 mil empleos, que de acuerdo a lo informado por la Secretaria Distrital de Gobierno, hasta el 8 de marzo se tienen tan solo 1.854 empresas vinculadas y 5.905 empleos. Muy pobre la meta  muy pobre los resultados, teniendo en cuenta que son más de 50 mil microempresas que requieren apoyo porque la pandemia las dejó con unas finanzas muy débiles, por tanto, los objetivos deben ser más ambiciosos.  En conclusión, para el eje de Empleo Local de la estrategia, no se le ve por ninguna parte la reactivación real que necesita la ciudad, por esto hago un llamado a la coherencia para trabajar de manera inmediata en la planeación de las obras de infraestructura de las localidades.

El polémico contrato con Compensar que también hace parte de la Estrategia de Reactivación Económica.

A corte del 20 de noviembre de 2020, lo que se había adelantado en los programas del eje Empleo Local se trató más de una socialización y promoción en medios, para presentar el programa; pero por otro lado, si se suscribieron dos contratos de prestación de servicios bajo la modalidad de ‘Urgencia manifiesta’ con COMPENSAR, para operar el Programa de incentivos para el empleo y apoyar el tejido productivo local, por valor de 93.725.495.446 y no hay un impacto real a la fecha más que referencias a reuniones virtuales. Y mensajes de texto, realizados para la convocatoria al programa Incentivos para el Empleo pues de acuerdo a lo presentado por compensar, remitió 54.028 mensajes de textos a los empresarios de las localidades de

acuerdo con la base de datos suministrada por la Secretaría de Gobierno, cuales fueron los resultados alcanzados? Es lo que Bogotá quiere saber, pues como vimos las cifras son pobres para la realidad de esta ciudad.

Y surgen inquietudes sobre los cobros y la ejecución real de dicho convenio, por ejemplo:

La propuesta de compensar cobra:

  • Componente de registro de empresarios: $ 152.593 hasta 000 empresas y un costo total de 457.779.000, por reunión virtual con 40 empresarios con duración de hora y media, validación de los documentos de cada empresa y notificación a cada empresa de aceptación o rechazo de inclusión dentro del programa de incentivos.
  • $52.848 por cada vacante registrada por localidad (cada vacante que se registre requiere contactar a cada persona por 20 minutos por vía telefónica o virtual) Hasta 10.000 vacantes. Costo hasta: 528.480.000.
  • Por seleccionar a los trabajadores: $ 52.998 por inscribir a cada trabajador y $ 52.998 por validar los criterios de cada trabajador. Y cobran $ 59.500.000 adicionales por formalizar el convenio entre cada trabajador y su respectiva empresa.
  • Por la divulgación del programa cobran $ 500 millones y $ 714 millones por hacer uso de su plataforma tecnológica y por la coordinación del proyecto (gestión administrativa de compensar)

Lo anterior quiere decir que del valor del convenio para incentivar al empleo y la reactivación económica Compensar se queda con casi 4.000 millones de pesos por administración.

Aunque desde el Concejo hemos realizado insistentemente estos cuestionamientos, no hemos encontrado respuesta satisfactoria y surgen más dudas como: ¿Para qué se necesita un intermediario que únicamente realiza acciones básicas que las alcaldías locales con todo el personal contratado por prestación de servicios hubieran podido realizar? ¿Era necesario gastar bajo la modalidad de Urgencia manifiesta con COMPENSAR $ 93.725.495.446?

Desde el mes de abril de 2020, he solicitado a los organismos de control que pongan la lupa sobre estos contratos; pues si bien, se conoce el porcentaje de recursos asignados a los 3 ejes de la estrategia EMRE local, no se está evaluando el impacto en los territorios. Dejar las alcaldías locales como rueda suelta, da espacio al clientelismo y la negligencia, algo que no se puede admitir en medio de una emergencia de la magnitud que afrontamos; es ahora cuando la Secretaria de Gobierno debe mostrar sus capacidades administrativas.

Son, las alcaldías locales de acuerdo al manual operativo, las que deben llevar a cabo los procesos precontractuales, contractuales y post contractuales, de las obras de infraestructura con cargo al presupuesto de la vigencia 2020, ¿dónde quedaron esas obras en la vigencia 2020?, si con corte al 25 de noviembre, la administración informó que con recursos de EMRE se proyectan procesos nuevos por el orden de $66.004.863.422, de los cuales publicado en SECOP II únicamente se tenían 24 procesos. No obstante, en el SECOP los fondos de desarrollo local no han realizado nuevos procesos de contratación para la reactivación económica en cuanto a procesos de licitación para obras públicas, no hay ningún logro en infraestructura, no han impulsado el empleo local de manera significativa, únicamente contratos de prestación de servicios, contratos con la Cruz Roja y ahora Compensar.

Entonces ¿cuáles fueron las obras de acuerdo con el EMRE en la vigencia 2020 para la generación de nuevos empleos? ¿Y cuáles son las obras planeadas para el 2021 que es el año de la reactivación? ¿Cuáles son los beneficios de reactivación económica que están llegando efectivamente a los ciudadanos y las pequeñas empresas? ¿Es suficiente esta estrategia que está aportando únicamente 3.009 empleos Directos e Indirectos, cual es el plan para los 220 mil empleos perdidos?

Bogotá necesita reactivarse ahora más que nunca, ya no hay excusas, el Concejo de Bogotá ya le dio todas las herramientas posibles a la Administración para que pueda ejecutar y dar resultados, los bogotanos no aguantan más la crisis y hasta ahora los resultados no convencen.

@luciabastidasu – Concejal de Bogotá