Medios a medias

Daniel Espitia

El futuro de los medios de comunicación está claro –o no tanto-, cada vez los periódicos le apuestan más a ser medios digitales, medios que tengan una fuerte relevancia en Internet y que se hagan con una parte de ese público digital –mercado-, por y para el que trabajan.

No es un secreto que desde hace tiempo el periodismo y sus medios se consideran en crisis, cada vez es más difícil mantener un medio, especialmente hacer que la mayoría de sus ejemplares impresos sean vendidos. Por ello, las casas editoriales han buscado volverse más .com

Según Penelope Abernaty, de Hussman School of Journalism and Media, solo en Estados Unidos, se estima que desde 2004 han desaparecido casi 1.800 periódicos, 1.700 de estos eran semanarios. La forma de consumir noticias ha cambiado, cada vez hay menos lectores interesados en la versión impresa y más que quieren la versión digital.

Anuncios

En las versiones digitales por el costo de una suscripción se recibe el periódico en su versión online, posiblemente algunas ediciones en físico, además de tener acceso a contenidos exclusivos como foros y descuentos o beneficios por alianzas, solo unos cuantos periódicos en Colombia le han apuntado a la transformación.

Semana es un ejemplo de este cambio, uno de los medios tradicionales y con más trayectoria se ha lanzada –o ha sido empujada- a las plataformas, esto significa que desde el otro año los contenidos de Dinero pasan a Semana, y sus suscriptores podrán tener acceso a todo el contenido exclusivo en la página web.

En poco menos de dos años de manera sorpresiva, el grupo Gilinski se convirtió en el dueño total del grupo Semana, con ello se suma a casas editoriales como El Tiempo y El Espectador que ya dieron el salto a lo digital.

El caso de Semana demuestra dos cosas, se monta al lento tren de medios digitales en Colombia, ratificando la importancia de dar este paso, y recuerda que los medios son un negocio, esto quizá lo más importante, deben –y necesitan- tener ingresos para poder continuar con sus actividades informativas, por ello la necesidad de hacerse con suscripciones y bajar costos, costos como los de impresión.

Independientemente de si sus contenidos son impresos o no, desde el inicio del periodismo, dejando a un lado la pasión, la responsabilidad y la obligación de informar, el crear contenidos de interés y credibilidad es una parte importante en la estructura de los medios, esto les permite generar ingresos a través de suscripciones. Los medios después de todo son un negocio –con sus particularidades- como cualquier otro.

Este escenario me hace preguntar, ¿si el futuro de los medios está en las plataformas, por qué en Colombia nos ha costado tanto migrar a lo digital?

Una de las razones es que acá a los usuarios les gustan los contenidos digitales, pero no están acostumbrados a pagar por ellos, menos cuando se trata de contenidos periodísticos, es más probable que se suscriban a plataformas de entretenimiento como Netflix, Amazon Prime, Disney+, Spotify, Deezer, entre otras.

Los contenidos y formatos son claves para cualquier periódico, aunque el formato impreso es maravilloso, se ve limitado por su vida útil y por el formato escrito en sí a la hora de contar historias. Cuando se va a la web, se debe aprovechar los recursos que este ambiente permite, visualizaciones de datos, infografías, podcast, videos, cápsulas informativas y de entretenimiento, todo aquello que se puede adaptar mejor a estos formatos, esto no es ningún secreto.

El verdadero reto para el periodismo digital es mostrar su espíritu en nuevos formatos, aunque las bases siguen siendo las mismas, el hecho de ser un entorno digital exige enriquecer las noticias, análisis, historias e investigaciones a través de otros formatos, no es que los artículos se dejen de leer por pasar a la web, de hecho, tendrían mayor visibilidad. Estos nuevos espacios de diálogo e información acompañados de investigaciones son los que fomentan las suscriciones.

Cada medio tiene una pregunta que se resuelve de forma única, ¿cómo ser competitivo en el mundo web? Un reto que seguirá vigente y más en este país, en donde ese proceso ha sido lento comparado con otros países. El sistema de negocio y la creación de contenidos diferenciales se unen en un matrimonio invisible que se convierte en la clave para estar en digital pero que ha sido difícil de formar.

Para los periódicos impresos que empezar a quieren monetizar por medio de suscripciones digitales, los mejores deseos, y para los lectores, denle oportunidad al os medios y apoyen sus esfuerzos al comprar sus contenidos. Veremos qué otros medios se lanzan en esa aventura.

Nota: En el caso de Semana lo que ha llamado la atención más allá de su virtualidad o no, fueron las renuncias de grandes periodistas generadas debido a sus decisiones administrativas y periodísticas, la verdadera pregunta que queda es que tanto será influenciada la línea editorial en temas relacionados con posturas e ideologías políticas. Esto lo sabremos también con el paso del tiempo en época preelectoral y otros hechos relacionados con el expresidente y ahora exsenador Uribe.

@DanielEspitia00