Columnista invitado, Opinión

Por qué el retraso de las Olimpiadas es una buena noticia

Juegos-Olímpicos

Por: Rodrigo Ruiz-Jiménez Carrera


Se han retrasado las Olimpiadas que estaban previstas para el 24 de julio. ¿Quiere esto decir que las medidas de aislamiento que se han puesto en marcha estos días van durar tanto? La respuesta es contundente: no. Las Olimpiadas no se retrasan porque vayamos a tener que seguir aislados en el mes de julio, sino porque hay que ayudar a que todo el mundo se quede hoy en casa (hasta el 13 de abril en Colombia). Veamos por qué:

“Citius, altiuis, fortius” es el lema de las Olimpiadas, que expresa la voluntad de superación y esfuerzo de los atletas olímpicos. Llegar y competir en Olimpiadas representa una lucha titánica de sacrificio y entrenamiento diario. Las Olimpiadas son una competición. Lo que importa es estar en el podio. Recibir la medalla. Por eso hay que ser “más fuerte, (saltar) más alto, y (ser) más fuerte”. El desempeño del atleta depende en alto grado de su esfuerzo y voluntad de entrenar. Es el factor crítico cuando solo faltan meses para los Juegos.

¿Y como se entrena en los tiempos del Coronavirus? La respuesta debería ser ¡en casa!. Los atletas no deben, o pueden, ir a entrenar a sus centros habituales de alto rendimiento. No es solo que los complejos deportivos se hayan cerrado, sino que los atletas no se pueden movilizar en muchos países. Claramente no son “servicios esenciales”. En todo caso no deben. Y aquí está la clave: muchos países no tienen restricciones obligatorias. Por ejemplo los EEUU, donde las medidas dependen de los gobernadores. En el gigante del norte, hay estados donde “se recomienda” no salir y otros, como Nueva York, donde se regula estríctamente. En otros países, como Suecia, aun no hay restricciones, solo “guías de actuación”. Esto implica que algunos atletas puedan entrenar libremente. Por ejemplo los suecos o los jamaicanos (que siempre se llevan unas cuantas medallas de oro) . Otros, como los atletas ingleses o colombianos, no. Esto hace que sea injusto, ya que las reglas, y las oportunidades, no son iguales para todos.

Sin embargo el principal motivo detrás de este retraso Olímpico es cuidar a aquellos atletas que viven en países en los que las medidas son voluntarias o no están claras. Los atletas siempre se sentirán incentivados para salir y entrenar, lo que puede poner su salud y la de sus seres queridos en riesgo. En los EEUU, por ejemplo, los atletas que viven en California o Connecticut, estados con restricciones, seguro se desplazarían a otros estados, como Colorado, donde hay excelentes instalaciones deportivas. Los desplazamientos de zonas afectadas por la pandemia a otras zonas que no lo están tanto, son muy peligrosos, porque la propagan. Es para evitar este problema es por lo que se retrasan un año los Juegos Olímpicos.

Este es un ejemplo muy claro de la “confianza”, una de las 4Cs de la Cuarentena, que tenemos que tener en los organismos que regulan la vida pública: podemos estar tranquilos, porque tomarán las medidas adecuadas. ¡Nos vemos en Tokyo el año que viene!

Previous ArticleNext Article