Internet gratis para salvar vidas

León Fredy Muñoz

¿Cómo evitar que en medio de esta pandemia nuestra niñez no sufra porque no tiene acceso a Internet, ni computador para hacer las tareas? Me embarga la tristeza cuando me enteré del niño de San Juan de Urabá que se iba a suicidar por no tener una máquina para poder acceder a las clases virtuales. Así mismo, en Ibagué el papá que le construyó un escritorio a su hija en las ramas de un árbol para coger la señal, esto evidencia que estudiar en tiempos de pandemia se convierte en una odisea.

Para dar solución a este flagelo un mínimo básico de Internet permitiría que las familias de estratos bajos del país puedan continuar con las dinámicas laborales y académicas que exige esta crisis nacional. Que el Gobierno lo garantice parece un sueño utópico, pero la verdad es que estaría a la altura de países que han declarado el Internet como un derecho humano.

Es preciso resaltar, que solo el 43% de los colombianos tiene acceso a la virtualidad y quien no lo tiene es porque le parece muy costoso. Y es que la Colombia profunda necesita el Internet gratis que se lograría tras la aprobación de un proyecto de ley que cursa su trámite en la Comisión Sexta de la Cámara y requiere la infraestructura, es decir que la señal llegue a cada rincón del país, eso será posible mediante la ley de las TICS aprobada en el periodo pasado.

Anuncios

Le puede interesar: La brecha de conectividad se agranda entre la Colombia rural y la urbana

Esta emergencia demostró que subsidiar el Internet es posible. Por medio del decreto 464 y 555 de 2020 el Gobierno determinó la declaración de estos servicios como esenciales, lo que garantizará su instalación, mantenimiento, operación y facilidades de pago para los usuarios que puedan caer en mora durante los días del estado de emergencia y del aislamiento obligatorio en el país, medidas que deberían ser permanentes. A esto se suma, el acceso a Internet fijo para hogares de estratos 1 y 2 de 164 municipios pertenecientes a 24 departamentos del país, con tarifas entre los 8.613 y 19.074 pesos mensuales, lo que me parece nefasto teniendo en cuenta que el país tiene 1103 municipios y no cubre la totalidad y ese costo es ilógico porque si la gente no tiene para comer, mucho menos para pagar Internet.

Salvar vidas, significa que los niños y jóvenes puedan estudiar, que los trabajadores informales no se expongan en las calles buscando el sustento del hogar, que los emprendedores desarrollen sus iniciativas de negocios de forma virtual. Por esta razón, insistir en la gratuidad del Internet es una medida que significa desarrollo para el país. Que sea una realidad se reduce a la voluntad política y que el sector de las Telecomunicaciones lo aplique como un ejercicio de responsabilidad social empresarial.

@LeonFredyM