El Centro Democrático en su laberinto

Gran encrucijada deben estar viviendo los militantes del Centro Democrático con los malos resultados que en materia de gobierno deja la presidencia de Iván Duque.
“La baja aceptación de Duque se verá reflejada en los resultados electorales de la campaña presidencial de 2022”, dijo el director de Cifras y Conceptos Cesar Caballero en entrevista para Confidencial Colombia y puede tener razón, porque en Colombia hay una nueva ciudadanía que es la que está hoy en las calles protestando mayoritariamente.

Esa nueva ciudadanía no le teme a los discursos fuertes, ni a los señalamientos y mucho menos a las bravuconadas. Solo le teme a seguir enfrentando ese “No Futuro” en el que cayo nuestra nación por un presidente que ha gobernado un país de regiones a control remoto desde su oficina en el Palacio de Nariño y que creyó que hablarle a las cámaras de televisión era hablarle a la población en esa Colombia profunda.

No creo que acudiendo al mensaje de la seguridad que es el pilar del discurso del Centro Democrático, puedan recuperar esa credibilidad que bajo este gobierno han perdido. Sin duda alguna el país está regresando a las masacres, asesinatos selectivos e inseguridad ciudadana en momentos en que el uribismo, la tendencia política que cree en la mano fuerte, está al frente del país.

Quizás esta sea la más grande encrucijada en la que se encuentra el partido del presidente Iván Duque y la que hace que su discurso pierda confianza en una población votante cada vez más exigente.

Para colmo de males, la no presencia del expresidente Álvaro Uribe en las listas a senado, hará que su votación sea menor y por tanto pierda curules en cámara alta. No me extrañaría que en su reemplazo se decidan por colocar a Tomás Uribe que es el único que podría garantizarle al partido que no pierda demasiadas sillas en esta corporación.

Pero las insatisfacciones de este partido de derecha no se reducen solo a la gestión del presidente Duque. También tiene que ver con que muchos senadores y representantes del Centro Democrático no sienten que se les ha consentido desde el Palacio de Nariño y que el primer mandatario ha gobernado con su grupo de amigos y se olvidó de quienes le llevaron a la silla presidencial. Aun así, estos han tenido que defender los proyectos e iniciativas del Ejecutivo, así no estén de acuerdo.

Se acerca la hora de iniciar campaña y me pregunto, ¿Cuál es el discurso que divulgará el Centro Democrático?, y, ¿Tendrán la valentía de defender la gestión de Duque, cuando sabe que está no tiene buena aceptación?;¿Habrán aprendido la lección que les dejó al escoger a un candidato sin experiencia y cero conocimientos en manejo de lo público?

Ya veremos como hará el Centro Democrático para salir del laberinto en el que se encuentra.