Contratistas sin contrato en Centro Día de Integración Social de Ciudad Bolívar

Nuevamente surgen las quejas por el continuo abuso contra los contratistas de los diferentes servicios de la Secretaría Distrital de Integración Social, esta vez ad portas de la inauguración de un proyecto, quienes trabajan para él lo hace en total incertidumbre según lo denunció hoy la concejal de Bogotá, Lucía Bastidas.

Se trata, según dicen las denuncias que llegaron a manos de la concejal, de uno de los Centros Día para adulto mayor de la localidad de Ciudad Bolívar, donde varios contratistas aseguran que los mantienen trabajando intensamente para evidenciar la gestión sobre el proyecto, sin que haya un contrato vigente y solo con la promesa de que les será renovado y continuarán con trabajo tan pronto sea puesto en funcionamiento.

El mencionado centro, está próximo a ser inaugurado por la alcaldesa Claudia López, para atender a más de 300 adultos mayores de la localidad.  “Los afectados nos hablan de que trabajan sin contrato, que algunos de ellos fueron sacados en el mes de febrero y en lo que va de marzo luego de haber laborado con la promesa de que iban a continuar. Dicen que el pasado mes les pidieron inscribir a la mayor cantidad de adultos para justificar que son los que recibirán los servicios en el Centro Día, aunque muchos ni cuentan con el bono alimentario que deberían tener por cuenta de que ya quedan pocos contratistas”.

En total, a finales de febrero se habían inscrito más de 346 personas de la tercera edad y ahora sin contratistas, pregunto: ¿cómo se va a garantizar el servicio? ¿Cuál es la gestión real que se ha adelantado y con quienes se ha hecho? ¿Con qué garantías trabajan los contratistas en ese Centro Día? ¿Con qué personal cuentan para atender a estos adultos mayores? ¿Qué respuesta le da la SDIS a quienes estuvieron trabajando sin contrato por semanas?, enfatizó la concejal Bastidas.

Más denuncias en otras localidades

Quejas similares hemos venido conociendo de los hogares de paso de habitantes de calle de la Secretaría, donde se evidencia la disminución de personal para la prestación de servicio, y los que están actualmente deben hacer turnos de entre 12 y 20 horas. A esto se suman las demoras en los pagos que permanecen en muchos casos en mora desde el mes de diciembre. Los hogares no tienen personal suficiente y mantienen a varios contratistas cesantes con propuesta de renovación del contrato que aún no se hace realidad.

Desde el Concejo quisiéramos saber si será por esta ausencia de personal que por ejemplo, los hogares de paso de carreteros y mujeres diversas, no prestan servicio desde la primera semana de diciembre. Preocupa que si hablamos de una Bogotá Cuidadora, entonces estamos descuidando a los más vulnerables.

Concejal de Bogotá