Bogotá colapsada y la seguridad no mejora

La inseguridad sigue siendo un dolor de cabeza para los bogotanos, las principales problemáticas presentaron aumentos como el hurto de bicicletas con 21.3%  más de casos en los cuatro primeros meses del 2021 en comparación a este mismo periodo del año anterior, así también, los homicidios en atracos un incremento de 16.1% y finalmente el hurto a motocicletas con 27.7% más de hechos en el mismo periodo.

Preocupan estas cifras puesto que la ciudadanía al tiempo que se enfrenta a la pandemia, ve con temor la problemática de seguridad ciudadana que se viene dando no solo con estas cifras sino con los hechos que se presentan actualmente en la ciudad. Los bogotanos tienen miedo y la respuesta del Distrito no puede seguir siendo la de descargar su responsabilidad en otros, al decir que estas problemáticas se deben por ejemplo a la no implementación de los acuerdos de paz, o generalizar el crimen únicamente a los extranjeros como se volvió costumbre de este “gobierno cuidador y social” o salir a celebrar que las cosas están mejor que ayer cuando tanto la ciudadanía como muchos indicadores de seguridad dicen lo contrario.

Celebro que desde el Gobierno Nacional se esté asumiendo la creación de la “Región de Policía Metropolitana para la Sabana de Bogotá” con el fin de integrar distritos, estaciones, unidades de inteligencia con el fin de abordar las problemáticas de seguridad que se viven en la Ciudad-Región.

Queda en evidencia que la problemática de seguridad se apaciguó solamente cuando nadie tenía permitido salir por la pandemia que aún nos acecha así las marchas hicieran creer a algunos que el virus se fue por estas acciones. Y ni la Secretaría de Seguridad ni el Distrito han logrado abordar de fondo soluciones que permitan a los bogotanos vivir más tranquilos en estos tiempos donde la violencia, la pandemia y el individualismo gobiernan la ciudad.

Es preciso y oportuno entonces, acotar lo dicho por César Restrepo en el escrito “Pensar Ciudad” el Distrito debe implementar una serie de propuestas en el espacio público, así como en los barrios y comunidades con el fin de que los diversos actores se vean involucrados y el tejido social se restaure en las calles y los bogotanos no se sientan abandonados.

El gobierno distrital no ha avanzado en nada de lo que se plantea, son constantes las denuncias de falta de alumbrado en los espacios públicos, se sataniza el transporte público y se estigmatiza a la Policía; y aunque se habla de un gobierno con enfoque de género nuestras mujeres siguen siendo víctimas en nuestra ciudad.

Bogotá está en mora de tomar acciones contundentes para mejorar la calidad de vida de todos, de nada ha servido el discurso y el prometer, se requiere un trabajo entre todos los involucrados para lograr salir adelante.

Lucia Bastidas – Concejal de Bogotá