¿Realmente conoces el verdadero uso de estos cinco objetos comunes?

Estamos rodeados de cosas y objetos que vemos diariamente pero que no sabemos qué utilidad o función tienen. De hecho, si te has fijado más de una vez te habrás preguntado para qué sirve el bolsillo pequeño de los vaqueros o por qué las camisas llevan una tira fina de tela en la parte trasera.

Pese a que seguro conoces y probablemente utilizas muchos de estos productos, es posible que no tengas claro para qué sirven algunas de sus partes. Sin embargo, estos cinco objetos tienen un uso muy específico y están ahí porque el diseño estuvo premeditado y pensado desde un inicio.

Foto: Pixabay

Bolsillo pequeño de los jeans

Anuncios

En el siglo XIX, la gente solía llevar sus relojes de bolsillo colgados de una cadena del chaleco, pero la propia compañía de jeans Levi’s introdujo este pequeño bolsillo para que pudieran guardar el reloj y que no se rompiera. Sin embargo, actualmente se utilizan para guardar una infinidad de cosas pequeñas como monedas.

Si sigues preguntándote para qué sirven esos remaches metálicos de los jeans, cabe decir que Levi Strauss, concibió su prenda con el objetivo de que fuera especialmente resistente. Así pues, y para evitar que los pantalones se descosieran fácilmente, incluyó esos remaches como refuerzo.

Foto: Pixabay

Parte áspera de las gomas de borrar
Algunas gomas de borrar tienen una parte que es de otro color, generalmente azul. De pequeños pensábamos que esa parte tiene un tacto áspero para borrar la tinta del bolígrafo, pero la verdad es que su cometido es borrar sobre papel grueso, de un gramaje superior al habitual. Su poder de borrar es tan fuerte que los mismos fabricantes de este tipo de goma declaran que efectivamente borra la tinta, pero no era la función que pensaban en un principio.

Foto: Pixabay

Tira fina detrás de las camisas
Las prendas traen pequeños detalles que por años hemos llevado sin preguntarnos para qué sirven, y este es un buen ejemplo de ello. El gancho o tira fina detrás de una camisa tiene un propósito claro, pero su función ha ido cambiando de acuerdo a los tiempos.

Este sutil accesorio tiene su origen por los marineros de EEUU en la década de los 50 y su función era que pudieran colgar las camisas sin que se arrugaran. Con el paso del tiempo se popularizó tanto, que prácticamente todas las camisas lo llevan.

Foto: Pixabay

Marcas en las teclas “F” y “J” en el teclado
Si alguna vez te has fijado en tu teclado, te habrás dado cuenta de que las letras “F” y “J” como el número 5 del teclado numérico tienen algo diferente: una pequeña marca con relieve que sobresale. A pesar de que para la mayoría no tienen uso, se trata de pequeñas guías que sirven a los mecanógrafos para escribir a toda velocidad sin mirar el teclado. Esta referencia permite saber en qué tecla se encuentran los dedos gracias al tacto.

Foto: Pixabay

Agujero en la tapa de un bolígrafo
Algunas personas creen que el agujero en la tapa de los bolígrafos sirve para secar la tinta que queda en la punta, pero en realidad este simple orificio puede salvar vidas.

Originalmente los tapones de los bolígrafos no llevaban el agujero mencionado, pero como sabrás, la gente tiende a mordisquear esta pieza con mucha frecuencia con el consecuente peligro de ingesta involuntaria. Es por esta razón por la que a finales de los 80 empezaron a fabricarlos de esta forma por la entrada en vigor de una normativa de seguridad.