Lo + Viral

El sorprendente método japonés para encontrar gatos perdidos

Gato-Pixabay
Publicidad

Las mascotas son un miembro más de la familia. Perros, gatos e incluso algún otra mascota menos convencional son queridos por todos las personas de la casa. Son cariñosos, juguetones y nos animan en los días más tristes.

Cuando llega una mascota a nuestra casa, la vida nos mejora por completo. Si nos centramos en los gatos hay que decir que son independientes pero a la vez cariñosos y perezosos. Se pasan gran parte del día durmiendo pero hay veces que la curiosidad les puede y quieren investigar el mundo. Persiguen un pequeño bicho, siguen el olor de alguna rica comida o simplemente les apetece dar un paseo. El problema llega cuando no saben volver a sus hogares y los dueños los empiezan a buscar como locos.

Si alguna vez se pierde tu mascota felina puedes utilizar este método japonés para encontrarlo. Es un método único que utilizó hace unos días el usuario de Twitter @charlie0816 . Este usuario comentaba cómo consiguió que su gato volviera a su hogar a la mañana siguiente de haber utilizado este método. La técnica consiste en hablar con los gatos callejeros del barrio como si hablaras con cualquier persona y decirles que quieres a tu gato de vuelta a casa.


Gato en la calle. Imagen: iStock

Aunque parezca sorprendente e incluso algo ilógico, muchos usuarios contestaron al tweet del japonés con historias parecidas. Por lo menos una docena de personas contaron en Twitter cómo este método único les funcionó para tener de vuelta a sus amadas mascotas.

Publicidad

No se puede saber si este método es efectivo o es simplemente resultado de la casualidad pero si lamentable nos encontramos en el caso no perdemos nada por probarlo. Los gatos son animales muy inteligentes y tienen cualidades que los humanos no poseemos. Ya se han dado varios casos de gatos que avisan a sus dueños de alguna enfermedad, asi que si nos ayudan a que un compañero vuelva a su hogar tampoco es tan descabellado.

Con información de nuestro aliado ElEconomista.es

Previous ArticleNext Article