El duro castigo de un padre a su hijo por hacer bullying

Bryan Thornhill, de Roanoke, Virginia, descubrió hace unos días entre asombro e indignación que su hijo Hayden de 10 años había sido expulsado de la ruta del autobús escolar por hacer bullying a sus compañeros. Sorprendido por el mal comportamiento de su hijo decidió aplicarle un castigo que no va a olvidar en mucho tiempo: lo hizo ir corriendo a la escuela bajo la lluvia mientras él iba detrás en coche grabándolo todo… ¡y emitiéndolo en Facebook!

El vídeo, del 1 de marzo, muestra a Hayden corriendo con su mochila a cuestas y bajo la lluvia la distancia de unos dos kilómetros que separan su casa de la escuela. Y aparece junto a este texto. “Hola a todos, escuchen al padre de 2018. Han expulsado a mi hijo del autobús escolar durante tres días por ser un pequeño matón. No voy a tolerarlo, no lo soporto. Ahora tiene que ir corriendo a la escuela y estamos a casi dos kilómetros de distancia, así que durante toda la semana tendrá la experiencia de ir corriendo. La buena noticia es que tiene un ritmo muy bueno. Solo quería enseñárselos y hacerlos reir un poco“.

Anuncios