Conozca el “salvavidas” contra las enfermedades crónicas

Medicamentos

Desconocer los factores de riesgo cardiovascular y no tener adherencia para modificarlos marca la diferencia entre vivir con y para la enfermedad o mantenerla bajo control, sin complicaciones.

El Programa de Intervención en no adherencia-persistencia e inercia terapéutica con impacto en salud pública (PROINOAS), al conmemorar el ‘Día de la adherencia terapeútica’, espera sensibilizar a médicos y pacientes sobre temas como la comunicación asertiva, para motivar al autocuidado e impactar positivamente la salud.

Médicos, pacientes, cuidadores, industria, Ministerio de Salud y Protección Social, alcaldías, gobernadores, ACEMI, EPS y medios masivos de comunicación son invitados a un trabajo colaborativo para impactar la problemática actual de no seguimiento de los tratamientos y de una comunicación poco asertiva con el paciente.

Las enfermedades no transmisibles (ENT) cobran la vida de 41 millones de personas anualmente, el 74% de las muertes a nivel mundial. De ellas, las enfermedades cardiovasculares representan la mayor mortalidad por ENT, es decir, 17,9 millones de personas al año, señala la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si bien hay avances e innovación en temas de diagnóstico y alternativas farmacéuticas, se ha visto que dos factores conocidos, pero poco intervenidos, contribuyen a esta seria problemática de salud pública, con cifras que van en aumento: la no adherencia-persistencia, es decir, no seguir las indicaciones del médico al pie de la letra, y la inercia terapéutica, mediada por una comunicación poco asertiva del médico con su paciente.

Por esta razón, un equipo multidisciplinario e internacional ha diseñado una estrategia para contribuir en la disminución de las cifras, es decir, en el impacto de los problemas cardiovasculares (cerebro-cardio-reno-angio-vasculares), a partir de integrar la salud, la comunicación asertiva y la educación, lo que permitirá cambiar una realidad, mantener controladas las enfermedades y reducir su impacto y secuelas.

Todo ello, involucrando a los profesionales de la salud (médicos, enfermeras, nutricionistas, etc); a los pacientes, para que ejerzan la gestión de autocuidado; a los cuidadores, sus familias y su entorno, así como a las autoridades de salud y a los tomadores de decisiones.

A partir de ello, el próximo 15 de noviembre, al conmemorar el ‘Día de la adherencia terapeútica’, se presenta oficialmente el Programa de Intervención en no adherencia-persistencia e inercia terapéutica con impacto en salud pública (PROINOAS).

“Contamos con la participación de miembros de diferentes Sociedades Científicas Iberoamericanas, el Colegio Panamericano de Endotelio, expertos de organizaciones de carácter mundial como la World Heart Federation, y especialistas en cardiología, endocrinología, neurología, medicina del deporte, psiquiatras, psicólogos y comunicadores, entre otros, desde Canadá hasta Argentina”, explica Sandra Guerrero, gerente general de PROINOAS.

Hacer caso y comunicarse, estrategias de vida

“La no adherencia-persistencia en la toma de medicamentos y la no adopción de cambios saludables en los estilos de vida recomendados por el médico por parte del paciente; la limitación de tiempo en la consulta, el lenguaje médico que los pacientes no entienden o una comunicación no asertiva ni empática por parte del médico tienen un alto impacto en el control de estas enfermedades”, explica el médico cardiólogo Enrique Melgarejo, expresidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología y Director Científico de PROINOAS.

Se estima que entre el 40%-60% de los pacientes con enfermedades crónicas (incluyendo las cerebro-cardio-reno-angio-vasculares), no cumplen con la adherencia-persistencia terapéutica, y un claro ejemplo de ello es la hipertensión, que afecta a un 25-35% de la población.

Un paciente no tratado y no controlado que acude a urgencias genera un costo adicional de exámenes de laboratorio y complementarios (electrocardiograma, ecocardiograma y otras imágenes) y, en casos más avanzados, intervenciones como cateterismo, angioplastia, colocación de stents, marcapasos, cirugía de by-pass, etc.

Además, tarde o temprano requerirá hospitalización y cuidado intensivo o cuidado coronario, con los costos personales, sociales, laborales, emocionales y para el sistema de salud que ello conlleva.

Con una intervención oportuna y más preventiva se podrá lograr un cambio de la historia natural de la enfermedad. Esta es, grosso modo, la propuesta de PROINOAS”, explica el doctor Melgarejo.

Igual panorama se ve en otras ENT, que representan también la posibilidad de menos años vividos con calidad, hospitalizaciones, muerte prematura; costos progresivos en salud por desenlaces como infarto cardiaco, ataque cerebrovascular, diálisis, necesidad de intervencionismo (angioplastias, stents, uso de dispositivos), y un gran impacto psicológico y emocional.

“Si no intervenimos pronto y adecuadamente ningún sistema de salud, ni económico, podrá soportar la carga de estas enfermedades”, afirma el doctor Enrique Melgarejo.

Componentes del programa de PROINOAS

– Para médicos: educación médica continuada de la mano de expertos, bajo un modelo enfocado en comunicación asertiva, que contribuya a la motivación del paciente para asegurar la adherencia.

– Para pacientes, familiares y cuidadores: información desde un lenguaje adecuado, diálogos de pacientes reales en consultas reales y módulos de Mindfulness diseñados específicamente para ellos.

“Para marzo del 2023 realizaremos virtualmente el ‘Primer congreso mundial de y para pacientes’, y crearemos la Asociación Latinoamericana de Pacientes Vasculares (ALPVASC) con el fin de incrementar nuestro campo de acción en la región, para impactar las dos barreras que inciden en la problemática: la No Adherencia-persistencia”, complementa el doctor Melgarejo.

PROINOAS es un programa gratuito hecho por diferentes Especialistas para ayudarlos.

Visite nuestra plataforma https://proinoas.com/

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password