Bogotá y Medellín en alerta por invasión de caracoles africanos

Caracoles africanos

Se sospecha que la llegada de los caracoles africanos se dio para la fabricación de productos cosméticos con su baba. Sin embargo, hay invasión de estos moluscos en Cundinamarca y pronto podría llegar a invadir Bogotá. También están proliferando en el sector de Manrique en Medellín.

Además de un grave daño a la fauna, ya que se alimentan de más de 200 especies vegetales, estos animales también son una amenaza para las personas, debido a que es un huésped intermediario del parásito nematodo Angiostrongylus Cantonensis.

“Es huésped del Angyostrongylus Costaricensis, que provoca afección abdominal y puede desencadenar la perforación intestinal, peritonitis y hemorragia abdominal. Además, los caracoles africanos son propensos de adquirir parásitos, bacterias y hongos, convirtiéndolos en vector potencial de microorganismos que afectan la salud de humanos, animales domésticos y ganado”, advierte a la Revista Semana Juan Pablo Pinedo, veterinario de la Corporación Autónoma Regional (CAR).

Anuncios

El peligro con los caracoles africanos es que pueden producir de 300 a 1000 huevos al año, a diferencia de los 2 o 3 que generan los caracoles nativos.

A continuación las recomendaciones a seguir de la CAR para controlar la invasiones de caracoles africanos y los daños que puedan causar en sus hogares:

  • No tocar ni manipular al caracol con las manos desprotegidas, sino con guantes.
  • Mantener jardines, pastos y parques podados.
  • Lave con agua potable los alimentos antes del consumo.
  • Enseñar a sus menores de edad los peligros de esta especie y cómo reconocerlos.
  • Reportar la presencia del animal ante la autoridad más cercana.

Le puede interesar: Contaminación del aire en Bogotá ha cobrado cerca de 3.900 vidas en lo corrido del 2020