Ya es muy difícil revertir el escándalo de los carros de presidencia: Wilson Arias

Unas horas después de hacer una denuncia “surreal” sobre el gasto de 9.600 millones de pesos en carros del esquema de seguridad del presidente Iván Duque, el senador Wilson Arias, autor de la investigación, atiende a Confidencial Colombia para explicar el alcance de la decisión, que ha sorprendido a casi todos en esta situación de emergencia nacional.

Confidencial Colombia ¿Cuanto tiempo estuvo investigando el tema?

Wilson Arias: Llevamos detrás del tema 15 días, porque nos sorprendió la compra de 10 tanquetas del ESMAD, precisamente en este momento de cuarentena en el que la gente no sale a la calle.

Anuncios

La partida para esos carros entiendo estaba presupuestada antes de la crisis sanitaria del coronavirus. ¿Se podían revertir o anular esos contratos?

Efectivamente la partida del presupuesto se aprobó a finales del año pasado, lo que nos preguntamos es que si con el decreto de estado de emergencia no se debieron revisar estas partidas de gasto, en este momento es del todo insolidario. De eso se trata, de reaccionar ante la emergencia social con decisiones económicas. Por supuesto que se podía haber revertido ese presupuesto para dedicarlo a rubros más sociales hacia la población más vulnerable o en la compra de material sanitario. El caso es bastante surreal.

Contenido relacionado: El Gobierno gasta 9.600 millones en carros blincados

¿Considera que es este caso pudo haber malos manejos? ¿Un descuido?

Yo lo llamaría insensibilidad social. Comprar tanquetas y carros blindados cuando la gente está pasando hambre no tiene un pase. Con esa plata se podrían cubrir las necesidades básicas con la compra de 96.000 mercados de 100.000 pesos, es decir se podría cubrir la alimentación de 360.000 personas durante este mes, que es crítico.

¿Hay posibilidad de frenar la compra en este punto?

No, lamentablemente ya no se puede porque vencieron las facultades presidenciales. ya no es posible frenar licitaciones ni contrataciones y menos aún, fases de compras. La única opción sería que se decretara una nueva situación de emergencia distinta a la actual, pero es muy difícil en este punto.

¿Están estudiando tomar algún tipo de acción legal desde su bancada o a modo individual? 

Con mi equipo jurídico estamos estudiando el tema y no descartamos algún tipo de acción disciplinaria y fiscal,