Trabajar de domingo a domingo es lo mejor para el Gran San: Yansen Estupiñán

Yansen Estupiñán, gerente general -Centro Comercial Gran San

En entrevista para Confidencial Colombia, el gerente comercial del Gran San Yansen Estupiñán dice sentirse feliz de volver a la operación durante los siete de la semana y asegura que las tensiones entre el sector del comercio popular en San Victorino y la Alcaldía de Bogotá, son cosa del pasado.

¿Cuáles son las estrategias  y los planes trazados para reactivar el sector del comercio popular ahora que se dio la apertura para que la operación se de los siete días de la semana?

Yansen Estupiñán (Y.E.): Es muy importante para el sector que la operación comercial se vuelva a dar los siete días de la semana, especialmente porque con esto se abren las carreteras para que puedan llegar nuestros mayoristas de las diferentes regiones del país. Trabajando de domingo a domingo se generan más oportunidades para el Centro Comercial Gran San y todo el sector de San Victorino. Tenemos la meta de subir las ventas entre el 15 y 20 por ciento, con estrategias importantes para los barrios de Bogotá y a nivel nacional con los dueños de las boutiques.

Anuncios

¿Piensan cambiar sus planes de mercadeo?

Y.E.: Queremos aterrizar la frase de “Compre colombiano”, para que deje de ser un tema de campaña y pase a ser un lema de seguridad para el producto colombiano. No comparto el tener que decir, “Colombiano compre colombiano”, para vender más, sino para garantizar que las familias que están detrás del producto, puedan cubrir sus necesidades básicas.

¿Han pensado en la posibilidad de descentralizar el Gran San para llevarlo a las localidades en pequeños centros satélites y así incentivar las economías zonales en Bogotá?

Y.E.: Nosotros no pensamos, ni pretendemos canibalizar el mercado. Somos ADN cien por ciento mayorista y nos debemos a estos. Una de las estrategias es apoyar con publicidad  a los diferentes mayoristas en el país para que los que están en la región les compren ahí y ellos puedan venir a comprarnos a nosotros.

El miedo al sector de San Victorino son las aglomeraciones, ¿Cómo van a evitar este riesgo?

Y.E.: Venimos cumpliendo las medidas de bioseguridad, las plataformas de aforo en los ingresos; pedimos la cédula para ingresarla a nuestra base de datos y así ubicar a las personas en caso de una alarma.

¿Tienen en cuenta las recomendaciones que ha dado FENALCO?

Y.E.: Desde luego, aunque es bueno aclarar que FENALCO agremia otro tipo de comercio. Para nosotros es muy importante atender todas las recomendaciones posibles.

Las relaciones con la Alcaldía de Bogotá en el inicio de la cuarentena fueron un poco tensas, ¿Cómo están en estos momentos?

Y.E.: Hoy por hoy son buenas. Existe un buen diálogo con los diferentes entes del Distrito lo que ha permitido trabajar en equipo.