La paz en los tiempos de Duque: sometimiento por encima del diálogo

Ceballos-Alto-Comisionado-Paz

El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, asignó al Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, las funciones de verificar la voluntad real de paz, de verificar la voluntad real de reinserción a la vida civil, y de verificar la voluntad real de sometimiento a la justicia, de los grupos armados organizados que hoy hacen presencia en Colombia.

Dicha asignación se hizo mediante el decreto número 601 de la Presidencia de la República, firmado por el Mandatario y el Director Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, Diego Molano Aponte, este martes 28 de abril de 2020, en donde decreta:

“Artículo 1°. El Alto Comisionado para la Paz y las personas autorizadas por él, deberán verificar la voluntad real de paz y reinserción a la vida civil, así como la voluntad real de sometimiento a la justicia de los Grupos Armados Organizados -GAO- presentes en el territorio nacional.

Anuncios

Artículo 2°. Para los efectos del presente Decreto se tendrá como Grupos Armados Organizados (GAO) los definidos por el artículo 2 de la Ley 1908 de 2018”.

Al explicar los alcances de nueva esta norma, el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, manifestó que de acuerdo con el Consejo de Seguridad Nacional hay cinco grupos armados organizados caracterizados como tales: el ELN –al cual se le reconoce un carácter político- , y otros cuatro a los cuales no se les reconoce ese carácter político: las llamadas disidencias o grupos armados organizados residuales, el Clan del Golfo, los llamados Pelusos o EPL, y los llamados Caparros, que constituyen una disidencia del Clan del Golfo.

El funcionario sostuvo que en este momento el sometimiento a la justicia por parte de los miembros de cada uno de esos grupos, es posible a través del acercamiento con la oficina del Alto Comisionado y las personas que dicha oficina autorice.

Afirmó también que existen en la actualidad beneficios jurídicos en el Código de Procedimiento Penal, para que las personas que se sometan a la justicia puedan tener rebajas de penas, y subrayó que esos beneficios jurídicos se pueden aplicar inmediatamente.

El funcionario destacó que “existen también rutas, en el caso del ELN, para el sometimiento individual y la entrada a una línea de desmovilización, que les otorga a las personas que decidan por ello beneficios, tanto para ellos como para su familia”. 

Y agregó: “en el caso de los miembros de los otros cuatro grupos armados organizados, el Gobierno Nacional establecerá en pocos días, una ruta para el sometimiento individual de sus integrantes, para que al igual que en el caso del ELN, tengan beneficios individuales para sí mismos y para sus familias, que van a cubrir no solamente los primeros meses, sino, como viene sucediendo, a través de la Agencia de Reincorporación y Normalización, beneficios que los acompañan durante varios años de inserción en la vida civil”.

El Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, concluyó diciendo que “esta es una nueva oportunidad para que los miembros de los grupos armados organizados que quieren hacer un tránsito a la legalidad, un tránsito y un sometimiento a la justicia, puedan tener una ruta para ello”.