La guerra es un fracaso, que solo ha servido para que nada cambie: Ingrid Betancourt

La excandidata presidencial, Ingrid Betancourt, una de las víctimas más notorias del flagelo del secuestro en Colombia estuvo este miércoles frente a frente con sus captores, los ex comandantes de las extintas Farc, en el encuentro de reconocimiento que organizó la Comisión de la Verdad.

“La Comisión de la Verdad nos ha solicitado participar en este acto de reconocimiento dedicado al crimen del secuestro, para darnos la oportunidad a quienes fuimos secuestrados de oír a los
ex miembros de las FARC expresar públicamente, ante nosotros, sus víctimas, y ante la nación, los sentimientos que los embargan al asumir el dolor irreparable que han causado”, dijo Betancourt.

Durante casi 30 minutos, Betancourt hizo una remembranza de los que significaron para su vida los más de seis años que estuvo en medio de la manigua privada de la libertad en poder de la otrora guerrilla.

“Han pasado muchos años, trece para ser exacta, desde la última vez que estuve en presencia de algún miembro de las Farc. A pesar del tiempo transcurrido, las emociones siguen siendo
fuertes, tan fuertes como las imágenes que quedaron grabadas en mi memoria”, manifestó.

En su emotivo discurso la excandidata presidencial le reclamó a los excomandantes de las Farc por todo el daño que le hicieron a ella a las miles de familias que sufrieron el repudiable crimen del secuestro.

“No todo está olvidado. Esto no es un ejercicio para hacer tabula rasa, sino para recordar. No es porque este acto se da que pasamos por encima de todos los sufrimientos: del de Andrés Felipe
Pérez, el niño que murió de cáncer esperando a su papa, Norberto Pérez, porque ustedes, comandantes de las Farc en ese momento, no quisieron liberarlo a pesar del clamor nacional, y luego lo ejecutaron cuando intentó escapar; o a Peña, que lo sacaron del campo de concentración de Sombra y lo mataron como a un perro, o a Julián Guevara, que murió sufriendo en cautiverio
porque no le dieron atención médica”, sostuvo.

Reviva el emotivo discurso de Ingrid Betancourt a continuación:

Salir de la versión móvil