Procuraduría pide medidas urgentes para prevenir el Covid19 en San Andrés y Providencia

La Procuraduría General de la Nación solicitó al Gobierno nacional y a las autoridades del departamento de San Andrés, Providencia y Santa Catalina estructurar un plan de acción urgente que impida el escalamiento de los casos de covid-19, garantice el suministro de medicamentos, insumos y dispositivos médicos que ya escasean y la presencia permanente de personal salud ante la emergencia por los desastres causados por el paso del huracán Iota.

En comunicación dirigida al jefe de la cartera de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, el Ministerio Público precisó que tuvo conocimiento de que en Providencia fueron diagnosticados 35 nuevos casos positivos para covid-19, y se está a la espera de los resultados de las pruebas practicadas entre el 20 y 22 de noviembre, a algunos de los damnificados del huracán, quienes permanecen en tiendas de campaña instaladas provisionalmente para atender la emergencia o fueron trasladados a la isla de San Andrés.

“Esta situación obliga a que el Gobierno nacional, en coordinación con las autoridades locales y EAPB, garantice la activación de la estrategia PRASS, active en forma inmediata los protocolos de tamizaje masivo y cerco epidemiológico a efectos de impedir el escalamiento de la pandemia que podría estar altamente favorecida por las condiciones de cercanía o hacinamiento provenidos de la permanencia de la población en refugios temporales, disponiendo la existencia y garantizando el suministro de tapabocas a toda la población del Archipiélago”.

Anuncios

Precisó el ente de control que se tiene reporte de la escasez de medicamentos, insumos, dispositivos médicos como alcohol antiséptico, esparadrapo, micropore, algodón, cabestrillos, férulas, equipos, tirillas y lancetas para glucometría; metformina, losartán + hidroclorotiazida; losartán, enalapril, linagliptina, entre otros.

Para la PGN esta información por sus efectos directos, “deberá ser evaluada y resuelta en forma urgente, dadas las graves consecuencias de su carencia, sobre la morbimortalidad por enfermedades generales”.

El órgano de control precisó que ante los daños que presenta la infraestructura médica de Providencia es vital el traslado permanente, ida y regreso, desde San Andrés, de personal de salud que garantice la atención a la población.