Prensa italiana pone en entredicho versión de las autoridades colombianas sobre la muerte de Mario Paciolla

Italia sigue conmocionada por la muerte de Mario Paciolla, el joven napolitano de 33 años que era voluntario de la Misión de la ONU en Colombia y que fue hallado muerto el pasado 15 de julio en una vivienda de San Vicente del Caguán, Caquetá.

En las últimas horas el caso ha tomado relevancia a nivel nacional y la prensa de ese país está revelando detalles desconocidos que ponen en entredicho la versión de las autoridades colombianas.

Este viernes el diario italiano La Repubblica publicó un minucioso informe que es considerado en ese país, como punto de inflexión en la investigación.

Anuncios

Para este medio, hay evidencia y una serie de distorsiones que hacen pensar que Paciolla no se habría suicidado, como en un principio señalaron versiones oficiales en Colombia.

“Mario Paciolla -como también han argumentado sus padres desde hace algún tiempo- no se habría suicidado, sino que habría sido asesinado y posicionado de tal manera que la gente crea en el suicidio”, dice La Repubblica.

El informe del diario italiano precisa que, la casa donde vivía Paciolla fue limpiada por dos empleadas con lejía, antes de la inspección policial.

“Por esto cuatro agentes están bajo investigación , acusados ​​de no haber supervisado la escena del crimen. Mario Paciolla había sido intimidado durante un tiempo, les dijo a sus padres, dijo que estaba preocupado por haber descubierto algo y había pedido y obtenido los detalles de una tarjeta de crédito para regresar, lo antes posible, a Nápoles. Había tomado el boleto, su regreso se produciría pocas horas después de esa trágica noche. Mario ya había empacado la maleta con regalos para amigos y familiares”, indica el informe.

En el reportaje también se revela que Mario Paciolla había conversado con el oficial de seguridad del proyecto al que realizaba acompañamiento en Colombia, un funcionario de apellido Thompson.

“El propio Thompson será el primero en encontrarlo ahorcado la mañana del 15 de julio, pero esperó 30 minutos antes de alertar a la policía. Además, algunos objetos desaparecieron de la escena del crimen, Thompson admite haberlos tomado y tirado en vertederos, según lo que sería el protocolo de la ONU sobre el que se están realizando algunos controles”, indica el reportaje de La Repubblica.

Ordenan segunda autopsia en Italia

Finalmente, el informe revela un detalle hasta ahora desconocido en Colombia, ya que precisa: “los cortes en su muñeca no serían compatibles con los de una persona que quiere suicidarse. Parecerían parte de una puesta en escena, añadido “en postproducción” se diría en lenguaje cinematográfico. Una segunda autopsia ordenada por el Ministerio Público de Roma tendrá que decir más sobre esto, que será realizada por el profesor Fineschi”.

Hasta el momento las autoridades colombianas no se han pronunciado sobre esta revelación que hace La Repubblica en Italia, y de acuerdo a indagaciones hechas por Confidencial COlombia, en caso de darse algún pronunciamiento se haría a través de la Cancillería.