¿Por qué el sindicato de actores le reclama a cableoperadores?

Si hay un sector que ha sentido fuerte el golpe de la pandemia del COVID-19, ese ha sido el del arte y entretenimiento. Con las producciones televisivas y cinematográficas suspendidas; teatros, salas de cine y coliseos cerrados, las personas involucradas con las industrias creativas no pasan por su mejor momento.

Por esta crisis es que la Asociación Colombiana de Actores propició una campaña en la que le exige a cableoperadores como Claro, Movistar, DirecTV y Tigo-Une para que paguen el derecho del actor, amparado bajo la Ley 1403 o Ley Fanny Mickey.

La Ley 1403 establece que “empresas como canales de televisión, operadores de televisión por suscripción, cadenas de cine y hoteles… deben pagar el derecho de remuneración a través de Actores S.C.G”. Dicha organización ha agotado todos los recursos posibles para que los cableoperadores ya mencionados paguen el respectivo derecho del autor.

La queja mayor del sindicato de actores es que Claro, Movistar, DirecTV y Tigo-Une sí pagan el derecho del autor en países como Argentina, Chile y Perú. Con la etiqueta #PagueElDerechoDelActor decenas de actores se sumaron a la causa exigiendo este pago.

Otro problema es que si bien la denuncia se ha llevado al espectro judicial, los fallos demorarían un tiempo considerable dado que la rama judicial no está aún en plenitud y por ende el afán de que paguen lo que corresponde a cada actor.

Le puede interesar: Netflix lanzó fondo por 500 mil dólares para afectados en la industria audiovisual