Patriotismo vía decreto: la decisión veintejuliera de Aguazul, Casanare

Bandera-Colombia-Pixabay

Dicen que Colombia es un país sustancialmente de normas y leyes, y para la muestras muchos botones, pero este fin de semana hay una que generado ruido y comentarios en redes sociales. Se trata del decreto Nro. 64 de 2020 por medio del cual se ordena a los habitantes de Aguazul, Casanare, a conmemorar la fiesta patria del 20 de julio.

El cuestionado y polémico decreto fue firmado por Martha Johana Reno, alcaldesa de ese municipio, y en la parte considerativa hace un recuento histórico sobre la importancia del 20 de julio. Sin embargo, el meollo está en los cinco artículos (aunque repiten el cuarto) que componen el decreto.

El artículo 1 del decreto 64 ordena a los habitantes de Aguazul, Casanare, izar la bandera de Colombia en todos los edificios público o privados del municipio, con el fin de conmemorar el grito de la independencia el 20 de julio.

Anuncios

En el artículo 2, se conmina a los habitantes a embellecer las fachadas de sus inmuebles con el fin de dar una buena imagen y presentación. Eso sí, cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad estipulados por el ministerio de Salud para evitar el contagio del COVID-19.

El artículo 3 es quizá el más polémico de todo el decreto, ya que contempla una serie de multas a las personas que no cumplan con los dos acápites anteriores. La multas van desde cinco a diez salarios mínimos diarios legales vigentes a quienes no icen la bandera en un lugar público y o quien ice una bandera en mal estado, con colores desteñidos o alterados.

Además en el decreto se indica que todas las contravenciones al mismo, serán comunicadas la Fiscalía General de la Nación para que adelante las acciones a las que haya lugar.

Este es el polémico decreto 64 firmado por la alcaldesa de Aguazul, Casanare.

Decreto 64 2020 by Confidencial Colombia on Scribd