Miles de litros de agua fecal terminan en el Caribe en Santa Marta

De un “escándalo medioambiental” cataloga Aristides Herrera, ex candidato a la alcaldía de Santa Marta, los hechos sucedidos el pasado 14 de septiembre en la capital del Magdalena, más concretamente en el sector de Pozos Colorados.

Una falla en el sistema en la estación de bombeo de Zuca, propiedad de la alcaldía de Santa Marta y donde se realiza el manejo del alcantarillado de este sector, provocó el vertido de miles de litros de aguas residuales en la zona de Lagos el Dulcino, y posteriormente al Mar Caribe, en una de los sectores más turísticos de la costa.

Anuncios

Dicha estación de bombeo de aguas residuales presentó un problema de naturaleza desconocida, por cuanto una de sus bombas se fue a fondo, además, el colapso de un codo en las redes de transporte, provocó una inundación en todo el sector aledaño y el vertimiento de miles de litros de aguas residuales al Lago del Dulcino que conduce directamente a la playa de Pozos Colorados.

ESSMAR, empresas públicas de Santa Marta y gestora de la planta dañada, aceptó la situación, ya denunciada por algún medio local, y han manifestado la intención solucionar el problema, estableciendo un tiempo máximo de 15 días, es decir, durante los próximos 15 días las medidas de mitigación solo ofrecerán una solución intermitente y seguirá el vertido.

La realidad, es que hoy continua el vertido de aguas de alcantarilla al propio predio de propiedad de la EBAR Zuca, que actualmente está convertido en una gran laguna de aguas residuales no legalizada al aire libre, como parte del plan de contingencia implementado ante la apremiante situación, y frenar el continuo ‘goteo’ de aguas negras al mar, como sucedió en los primeros días.

Según denuncia Herrera, “están tapando este escándalo porque entre unos pocos manejan el departamento”. Se da la circunstancia que Patricia Caicedo Omar, directora del DADSA es hermana de Carlos Caicedo Omar, gobernador del Magdalena, líder del Movimiento Fuerza Ciudadana y jefe político de Virna Johnson. La alcaldesa Johnson fue quien nombró y posesionó al señor José Rodrigo Dajud como gerente de la ESSMAR.

Confidencial Colombia se puso en contacto con varios vecinos de la zona y efectivamente confirman que ha habido malos olores en los últimos días y reconocen la alerta.
Víctor Rodríguez. Periodista y director de Opinión Caribe, nos comentó que esto puede ser un duro palo al turismo, que ha vivido bajo mínimos los últimos meses debido a la crisis del Covid-19.