Mientras las mayorías en comisiones primeras aprobaron reforma al Código disciplinario, Gustavo Petro anunció demandas

Luego de que las  Comisiones Primeras de Senado y Cámara de Representantes dieran aprobación al proyecto de reforma al Código Disciplinario que entrega nuevos poderes jurisdiccionales a la Procuraduría General de la Nación y adecua las normas al fallo emitido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el senador Gustavo Petro anunció denuncias penales en contra de los parlamentarios que están votando la iniciativa.

Según Petro, los parlamentarios que están votando la iniciativa en contra de lo establecido por el organismo internacional en cuanto a que funcionarios elegidos por voto popular no pueden ser destituidos e inhabilitados por autoridades administrativas.

“Se nos quiere presentar un proyecto que lo que hace es crear un leviatán, es permitirle a un funcionario del común del Ejecutivo, que le quite derechos políticos a la ciudadanía y eso no se llama democracia, eso se llama dictadura”, aseguró el líder de la oposición.

De llegarse a aprobar la reforma se crearían nuevos cargos al interior de la Procuraduría General de la Nación  y se le otorgarían funciones de policía judicial al procurador, que estarán sujetas al control de un juez de control de garantías, para adelantar interceptaciones, allanamientos y otro tipo de procedimientos.