Mientras la derecha y el centro pelean internamente, la izquierda se muestra unida

Mientras las candidaturas  a  la Presidencia de la República de la derecha y el centro político parecen no estar dispuestas a ponerse de acuerdo, la izquierda representada en el Pacto Histórico les empieza a tomar ventaja recorriendo el país, sin atacarse entre sí.

Los precandidatos del Pacto Histórico Gustavo Petro, Roy Barreras, Arelys Uriana, Francia Márquez y Alexander López, iniciaron sus giras, individuales y grupales,  por diferentes lugares del país con el fin de darle lugar a sus discursos, invitando a votar en la consulta de la coalición de izquierda en marzo de 2022, de donde saldrá un solo candidato que enfrente a la derecha y al centro. Esto lo han hecho en ciudades como Barranquilla, Valledupar, Fonseca y Bogotá, sin atacarse entre sí y sin generar división como si lo están haciendo el resto de sectores políticos.

En el Centro Democrático por ejemplo,  no paran las molestias de parte de Paloma Valencia, Rafael Nieto, María Fernanda Cabal y Edward Rodríguez por la carta de 38 congresistas de la bancada uribista apoyando la precandidatura de Óscar Iván Zuluaga.

La senadora  María Fernanda Cabal ante un trino que publicó el representante a la Cámara, Juan David Vélez, firmante de la carta, escribió en su cuenta de Twitter:

“Apreciado Juan David Vélez, me uno a los comentarios de los simpatizantes sobre tu trino. Es a ellos a quienes debemos escuchar ésta vez, dijo la precandidata”, refiriéndose a varias respuestas que se leen en Twitter como: “yo pertenezco a las bases del CD y voy con María Fernanda Cabal, nos quieren meter otro gallo tapao como Duque”; “Mi presidenta es Cabal, no Zuluaga”; “Digan lo que quieran, yo votaré por Cabal”, entre otros.

La congresista Paloma Valencia por su parte les recordó a sus 38 colegas firmantes de la carta, que son las bases del partido quienes decidirán el nombre del candidato del Centro Democrático.  En igual sentido se pronunciaron los también precandidatos de la derecha Rafael Nieto y Edward Rodríguez.

Pero si en la derecha las cosas no están bien, en el centro no están mejor. En la Alianza Verde se han consolidado dos bandos, el primero liderado por la senadora Angélica Lozano, los precandidatos Carlos Amaya, Antonio Sanguino, Sandra Ortiz y el representante Mauricio Toro, a quienes les gusta la idea de escoger un candidato que participe en la consulta de la Coalición de la Esperanza, y el otro bando que encabeza el exgobernador Camilo Romero y los congresistas León Fredy Muñoz, Inti Asprilla y Katherine Miranda, quienes prefieren al Pacto Histórico.

En los Verdes nadie quiere dar su brazo a torcer y ante la posibilidad de la escisión, cada bando espera que sea el otro el que se vaya.

Entre tanto en el Centro, en lo que tiene que ver con el Nuevo Liberalismo, aunque no lo digan en público, se rumora que los hermanos Galán (Juan Manuel y Carlos Fernando) no se sienten muy cómodos con la presencia del senador Rodrigo Lara en el partido por el polémico apoyo que este dio  cuando fue  presidente de Cambio Radical  a la exgobernadora de la Guajira, Oneida Pinto, quien integra el clan político liderado por Kiko Gómez.

El apoyo de Cambio Radical a la exmandataria local provocó el rompimiento de Carlos Fernando Galán para entonces senador de ese partido, con Germán Vargas Lleras y su bancada.

De esta manera arrancó la campaña presidencial que ya se empieza a sentir en las calles y avenidas, a pesar de que aún no están permitidos ni los actos públicos ni la entrega de publicidad.