Masacres, la otra pandemia que azota a Colombia y a la que no se le ve pico cercano

En paralelo a la pandemia del coronavirus que ya deja más de medio millón de casos, hay otro mal que viene azotando a Colombia y que mes tras mes se profundiza. Se trata de las masacres, un episodio que se creía haber superado en el país y que han revivido con fuerza durante los dos años de gobierno del Presidente Iván Duque.

En las últimas dos semanas el país ha sido escenario de al menos cinco masacres que han dejado un saldo de 28 colombianos asesinados.

El primero de estos hechos se registró el pasado 11 de agosto en el sector de Llano Verde en Cali, cinco adolescentes negros de ese sector de la capital del Valle del Cauca fueron torturados y masacrados en un cañaduzal de la vía que conduce al antiguo basurero de Navarro.

Anuncios

Posteriormente, el pasado sábado 15 de agosto, ocho jóvenes que departían en un asado que se realizaba cerca al casco urbano de Samaniego, Nariño, fueron masacrados por hombres que llegaron armados al sitio y dispararon sin compasión.

Tres días después se registró una nueva masacre en Nariño, esta vez en el municipio de Ricaurte donde la autoridades confirmaron el asesinato de tres indígenas de la etnia Awá.

72 horas después el país se sacudió con dos nuevas masacres, una en el departamento de Arauca donde la Defensoría del Pueblo confirmó el crimen de cinco personas, miembros de población civil en el corregimiento El Caracol, municipio de Arauca. Horas más tardes se registró un nuevo hecho de violencia, esta vez en El Tambo, Cauca, donde las autoridades confirmaron la muerte de seis personas.

En medio de la indignación que han causado estos hechos, el país volvió amanecer con una nueva masacre en Nariño. De acuerdo con las autoridades del departamento, esta vez ocurrió una nueva matanza de seis personas en la zona de La Guayacana, zona rural del municipio de Tumaco. Además,  dos personas más estarían desaparecidas.

En lo que va del año, la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos ha documentado 36 masacres y viene dando seguimiento a 97 asesinatos de personas defensoras de derechos humanos, de los cuales, a la fecha ha verificado 45 homicidios.

Duque responde con eufemismos y distorsión de datos

El presidente Iván Duque ha respondido a esta ola de violencia en Colombia con una gráfica que ha suscitado cientos de críticas.

A juicio del mandatario, las masacres a las que llama “asesinatos selectivos” se han disminuido en su gobierno. Sin embargo, Duque comete la ligereza de comparar el dato de los ocho años del mandato de Juan Manuel Santos con los dos que lleva su gobierno.

Estas son algunas de las críticas que le han hecho al presidente por su gráfica que a juicio de muchos es un sofisma para desviar la atención del problema que seguridad que se vive en Colombia.