A la izquierda le encanta disfrazar de víctima a quien también fue victimario: Senadora Cabal

María Fernanda Cabal

La senadora María Fernando Cabal, quien antes de ser congresista se dio a la tarea de recorrer el país recopilando las historias de los ganaderos víctimas del conflicto armado, en entrevista para Confidencial Colombia habla sobre el propósito del estudio que presentó a consideración del Centro de Memoria Histórica y asegura que está dispuesta a dar el debate por la reconstrucción de la memoria en Colombia.

¿Cómo fue la experiencia de recorrer el país recopilando las historias de los ganaderos que han sufrido la violencia del conflicto armado?

María Fernanda Cabal (MFC): Fue hace ocho años cuando iniciamos toda la recolección de la memoria histórica de las víctimas ganaderas con el propósito de conocer esa verdad oculta. Este sector terminó rotulado y señalado de ser de paramilitares o de colaborar con ellos, y se olvidó que gran parte de estas personas fueron secuestrados, desaparecidos y asesinados y que detrás de cada ganadero que sufrió algún acto criminal y hostil, había una familia.

Anuncios

¿Qué esperan ustedes con este documento?

MFC: Le hemos entregado al Centro de Memoria Histórica el producto de la investigación que hicimos, que es un libro con los testimonios de más de 9 mil víctimas ganaderas. Esperamos firmar un convenio y adicionalmente vamos a recoger los poderes para llevar esto a la JEP.

Contenido relacionado: Acevedo recibe informe sobre el conflicto narrado desde la visión de los ganaderos

¿Con este informe harán parte del debate nacional con otros sectores, especialmente de izquierda que han presentado sus puntos de vista en el tema de memoria histórica?

MFC: Por supuesto, la víctima no puede ser de primera o segunda categoría. Esa es una pelea histórica. Uno tiene que ver las condiciones de esa víctima, ¿Dónde estaba?; ¿Qué actividad hacía?; ¿Por qué fue asesinada? A la izquierda le encanta disfrazar de víctima a quien también fue victimario. Ahí es donde viene la confrontación. El debate bienvenido, cuando quieran.

¿Consideran que a las FARC le ha hecho falta pedirle perdón al gremio ganadero?

MFC: A las FARC le ha hecho falta pedirles perdón a todas sus víctimas, no solo ganadera, también al comerciante. Detrás de cada ganadero muerto está el dueño del granero de la cabecera municipal, el señor que vende leche, el que comercializa la carne, sus hijos que fueron reclutados, a esas mamás que se quedaron sin sus bebés, a todos los niños que no regresaron a sus casas porque los ponían en primera línea en el campo de batalla. Es un perdón tan grande, pero con el cinismo no van a lograr que esa Colombia que los padeció los perdone.

Dijo el presidente de FEDEGAN que el gremio ganadero aun padece el hostigamiento de grupos al margen de la ley, ¿esto viene de parte del ELN o de las disidencias de las FARC?

MFC: Quien viva en el sector rural va a estar mucho más expuesto a ser objeto de extorsiones, de secuestros, porque está alejado de la institucionalidad. Hay que crear mecanismos de alertas tempranas para poder protegerlos, así como se hace con los frentes locales de la seguridad en la ciudad. Por supuesto que se está dando, la extorsión  está en unos niveles desproporcionados en las zonas donde hay corredores de coca , de minería ilegal, donde hacen presencia diferentes grupos que uno no sabe de dónde vienen, pero que hacen parte de la cadena del narcotráfico.

¿En cuánto se calculan las pérdidas del gremio ganadero en los últimos años?

MFC: Cuantificar el daño que se produjo en la economía rural no es fácil. Cada secuestro, cada asesinato, cada extorsión a un ganadero mueve a toda la cadena. Este es un estudio que estamos en mora de presentar, donde se determine la manera en cómo se afectó el nivel de transacciones en las subastas ganaderas en las regiones importantes para este sector económico. Esa es una duda y es bueno que se investigue.