Los planes de Claudia López para salvar a TransMilenio

Transmilenio

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López y la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, anunciaron  que el Gobierno Nacional confinanciará el 50 % del déficit financiero que le causó al Sistema de Transporte la pandemia del COVID-19.

“Queremos agradecerle al Gobierno Nacional que cumplió un compromiso que acordamos desde hace unos meses y que consiste en cofinanciar el 50 % del déficit que le causó al Sistema el COVID-19”, afirmó la alcaldesa Claudia López.

En ese contexto, la mandataria de los bogotanos dijo que, para salvaguardar el Sistema, es necesario hacer una vaca, pues se requiere cerca de dos billones de pesos; un billón que aportará el Gobierno Nacional y otro billón que deberá aportar el Distrito, por eso la importancia de que el Concejo de la ciudad aumente el cupo de endeudamiento.

“Se congeló la tarifa, ahora el Gobierno Nacional está contribuyendo con la ‘vaca’, pero también desde el impuesto de los bogotanos es necesario hacer una contribución”, indicó la Alcaldesa Mayor, quien le pidió al Concejo de Bogotá que le apruebe más recursos para renta básica y también para darle un apoyo al transporte público masivo de Bogotá.

“Por eso le estamos pidiendo al Cabildo Distrital que además de los 1.7 billones de pesos que van a inversión social, a renta básica, a educación a empleo, a nutrición, nos dé un billón de pesos adicional para el déficit causado por la pandemia que tiene hoy el transporte masivo”, insistió Claudia López.

Agregó la alcaldesa que “el llamado es al Concejo de Bogotá para que no deje a los bogotanos sin transporte público masivo, sin recursos nuevos el Sistema de Transporte Público masivo de Bogotá en agosto tendría que cerrar porque no tendría recursos con que operar; eso sería como dejar a Bogotá sin agua o sin educación”, manifestó la alcaldesa de los bogotanos.

La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, por su parte le reiteró al Cabildo Distrital para que se sume al consenso nacional que busca asegurar la viabilidad y el mejoramiento de los sistemas de transporte masivo del país como un servicio público esencial de los ciudadanos. “Es un gran consenso nacional y esperamos que se vea reflejado en el Concejo de Bogotá, así como en las demás ciudades del país que tienen sistema de transporte”, expresó.

Al respecto la concejal de la Alianza Verde Lucía Bastidas, dice que está de acuerdo con los planes trazados para el rescate social del TransMilenio y del SITP, porque considera que este es esencial para los ciudadanos de los estratos 1, 2 y 3, que son quienes más lo necesitan y no se les puede dejar sin transporte público.

La cabildante pide además cuidar de la infraestructura del TransMilenio que ha sido vandalizada durante las manifestaciones del Paro Nacional.

Omar Oróstegui, director de la Fundación futuros Urbanos, considera que este plan debería llamarse “Plan de rescate a TransMilenio” porque según él, “está orientado a salvar las finanzas del sistema de buses articulados. En la práctica estamos abriendo un hueco para tapar otro y no le estamos dando solución al problema financiero que este tiene”.

Oróstegui va más allá asegurando que, “el Plan de Rescate Social carece de un sistema de monitoreo para evaluar el impacto de las apuestas que este tiene y además no ofrece mucho a la clase media en donde existe lo que se conoce como pobreza oculta”.

Recuperar estaciones vandalizadas tardará mínimo 8 meses:

De las 139 estaciones troncales, cuatro de TransMiCable y nueve portales con las que actualmente cuenta el sistema, 125 fueron vandalizadas durante las jornadas de manifestación. Esto corresponde al 82 % de la infraestructura total del Sistema. De esas 125 estaciones, 66 dejaron de operar por causa de la magnitud de los daños. A la fecha, 45 estaciones se han habilitado para retomar operación.

El costo total de daños en el Sistema por actos de vandalismo durante el paro superó los 22 mil millones de pesos. Solo en infraestructura, el costo asciende a más de 17 mil 400 millones de pesos.

Según Transmilenio se calcula que en tres meses se logrará recuperar el 80 % de la infraestructura afectada del sistema. Recuperar la totalidad de la infraestructura vandalizada puede tomar como mínimo 8 meses.

Cámaras de seguridad sin conexión con la Policía:

De otro lado, el concejal Juan Baena denunció que de las 25 mil cámaras de seguridad que están operando actualmente en los buses, ninguna de ellas está conectada al Centro de Comando y Control de la Policía. “De hecho, si la Policía Metropolitana de Bogotá necesita uno de estos videos, debe solicitarlo a TransMilenio y lo podrá tener en 24 horas”, afirmó.

Tras conocer el informe del cabildante, la Veeduría Distrital pidió un informe a la Secretaría Distrital de Seguridad para que explique las razones de por qué a la fecha no se ha realizado la interconexión del sistema de seguridad de la flota articulada con la Policía Metropolitana de Bogotá.