Llega la luz al Túnel de la Línea

El presidente Iván Duque hará la inauguración del Túnel de la Línea, la mega obra de infraestructura más grande que se haya construido en Colombia, en la que diferentes gobiernos han puesto su granito de arena para que hoy sea  realidad.

El túnel consta de 8,56 kilómetros, uniendo al centro del país con Buenaventura, lo que beneficiará al transporte de carga que utiliza este tramo. Igual sucederá con el transporte intermunicipal.

Esta megaobra a pesar de que se venía pensando desde el siglo pasado, comenzó su construcción durante el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez, quien la adjudica al empresario Carlos Collins en 2009, cuando se inició el contrato el contrato para la construcción de 8,5 kilómetros de longitud, 26 viaductos, 20 túneles pequeños y 18 kilómetros de doble calzada entre Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío). El plazo previsto era de 70 meses (se debía entregar en 2015) y el presupuesto asignado era de $647.554 millones.

Anuncios

La ejecución fue incumplida por el contratista quien no cumplió, ni los plazos, ni los presupuestos iniciales, de tal manera que al llegar Juan Manuel Santos a la presidencia, recibe una obra que debía entregarse en el 2013, pero que iba camino a convertirse en un elefante blanco. El tiempo pasó y el contrato recibió varias prórrogas, que finalmente pusieron como fecha de entrega el 30 de noviembre del 2016.

Durante los ocho años del Gobierno Santos fue necesario ejecutar una inversión de 1.6 billones de pesos, teniendo además que sortear una serie de acciones jurídicas para evitar que esta obra quedara en el limbo y se convirtiera en un “mega elefante blanco”.

De esta manera el INVIAS  asignó una partida por un total de  $226.742 millones, para  luego tener que  declarar desierta la licitación. En una segunda ronda el contrato se adjudicó a Conconcreto y CSS Constructores, firma de la Organización Solarte.

Surtida esta etapa, llega la administración de Iván Duque a quien le corresponde la adjudicación de la doble calzada de 30 kilómetros para la conexión Calarcá-Cajamarca, avanzando además en la construcción de la doble calzada Tolima – Quindío.