La paz con legalidad del Gobierno sigue fracasando en Aruaca

Imagen de referencia

La Defensoría del Pueblo ha confirmado el secuestro de cuatro personas en el municipio de Tame, en el departamento de Arauca, oriente del país.

Individuos armados se presentaron el sábado por la tarde en el poblado de El Botalón de Tame en varios vehículos, entraron en las viviendas de las víctimas y se llevaron a los cuatro civiles por la fuerza.

“Rechazamos los hechos ocurridos (…) donde grupos armados se llevaron a cuatro habitantes de este sector. Exigimos que se respete su vida y regresen a sus hogares”, ha publicado la Defensoría en un comunicado.

El comandante de la Octava División del Ejército en Arauca, el mayor general Jorge Eduardo Mora López, ha confirmado que se está investigando el posible secuestro. “Tropas del Ejército de Colombia se encuentran en el centro del poblado del Botalón, de Tame, Arauca, y adelantan operaciones militares a esta hora para confirmar o desvirtuar los hechos sobre un presunto secuestro por parte de un grupo al margen de ley”, ha publicado Mora en Twitter.

Fuentes no confirmadas han publicado los nombres de los secuestrados y que se trata de un comerciante, un agricultor, un mecánico y un líder comunal.

En lo que va de año se ha agravado la situación en Arauca por la mayor actividad de las guerrillas del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), enfrentadas por el control de este territorio.

Por otra parte, en la noche del sábado individuos armados han lanzado dos granadas de fragmentación contra la comisaría de Policía de Hacarí, en Norte de Santander. Ambos artefactos cayeron en el parque principal y no estallaron.

El Ejército atribuye este ataque al Frente 33 de las FARC. Es el tercer hostigamiento contra la Policía en Norte de Santander en menos de ocho días.

Mientras, en Meta, miembros de la comunidad han obstaculizado un operativo del Ejército para detener a un miembro de las FARC tras denunciar abusos por parte de los militares.

El objetivo era capturar a un disidente de las Farc, al mando de alias ‘Gentil Duarte’ que, según información de inteligencia, se escondía en una de las casas de la zona. “La población civil entra en asonada contra nuestra tropas, ordenando de inmediato la salida de las mismas con el fin de preservar la integridad de la comunidad al igual que la de nuestros soldados y policías”, ha explicado el general Walther Adrián Giraldo en declaraciones recogidas por RTVC.

Vecinos de la vereda Nueva Colombia han denunciado que los militares irrumpieron por la fuerza en una vivienda para hacer un registro. El Ejército ha informado de la incautación de “abundante material de guerra y de comunicaciones”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password