Guterres condena “enérgicamente” el asesinato de activistas y excombatientes de las FARC

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado “enérgicamente” el asesinato de activistas y antiguos combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde la firma hace cinco años del acuerdo de paz en el país sudamericano.

“Condeno enérgicamente el uso de la violencia y el asesinato de defensores de los Derechos Humanos y excombatientes de las FARC en Colombia”, ha señalado Guterres a través de un mensaje en su cuenta en la red social Twitter, en el marco de su visita al país.

“Mis condolencias para sus familias y mi solidaridad con todos aquellos que siguen trabajando para cumplir la promesa del Acuerdo de Paz”, ha señalado, horas después de lamentar que “desafortunadamente hay enemigos de la paz”.

Guterres, quien ha realizado una visita al departamento de Antioquia, ha destacado que la misma “tiene un significado especial”. “Después de sufrir por mucho tiempo el impacto del conflicto, su gente ahora trabaja, día a día, por un futuro mejor para sus familias”, ha apuntado.

“Saben que la reconciliación es el único camino para una paz duradera”, ha resaltado. En este sentido, el secretario general de la ONU había indicado poco antes que “la paz no viene de un día para el otro. Cuesta trabajo construirla, cuidarla, sostenerla”.

Guterres indicó además que ha constatado “de primera mano los logros de paz” en Colombia junto al presidente colombiano, Iván Duque, y el excomandante de las ya extintas FARC y líder del partido Comunes, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, en el quinto aniversario de la firma del acuerdo de paz.

Según datos de la ONU, 303 excombatientes de las FARC han sido asesinados y 25 han desaparecido desde la firma del acuerdo de paz, mientras que 477 defensores de los Derechos Humanos y líderes sociales han sido asesinados en este periodo. Por eso, Guterres ha incidido en que “garantizar su seguridad es vital para consolidar la paz”.