Lo + Confidencial

El giro en u del Gobierno en el caso de Aida Merlano

Ivan-Duque

El Presidente Iván Duque afirmó este miércoles que la excongresista Aida Merlano, prófuga de la justicia colombiana y detenida en Venezuela, debe ser deportada a Colombia, a través de Interpol, para que sea procesada en el país y se le aplique todo el peso de la ley por los delitos que cometió.

“Lo que debe acontecer en este caso es que en ese vínculo, que además viene protocolizando Interpol desde hace muchos años, pueda ser deportada esa señora a Colombia para que sea procesada y le caiga todo el peso de la ley por los delitos que cometió”, sostuvo el Mandatario desde Tibú, Norte de Santander.

En una declaración a periodistas sobre este caso, el Jefe de Estado recordó que fue Nicolás Maduro quien, en febrero del año pasado, “rompió relaciones diplomáticas y políticas con Colombia y ordenó la expulsión de los diplomáticos colombianos, incluido el personal consular”.

Indicó que desde el anterior Gobierno en Colombia se había desconocido la legitimidad del proceso mediante el cual resultó electo Maduro.

Agregó que, meses después, varios países, que hoy ya suman más de 50, han reconocido al Presidente de la Asamblea del vecino país, Juan Guaidó, como Presidente legítimo de Venezuela.

“Porque hoy hay países que reconocen al Presidente Guaidó, pero que mantienen en Venezuela presencia consular para tener la capacidad de prestar servicios y tener también relacionamiento con instituciones para temas particulares”, señaló.

“Entonces, que ahora no venga la dictadura de Venezuela a tratar de escudarse en argumentos que no son. Aquí hay un tema de fondo: Aida Merlano es una delincuente. Es una persona que tiene, además, unos antecedentes, que ya son conocidos en el país, de corrupción”, sostuvo el Presidente Duque.

En este sentido, reiteró que el llamado de su Gobierno en este asunto lo ha hecho a través de los canales diplomáticos y de Guaidó, a quien Colombia reconoce como Presidente legítimo de Venezuela.

Recalcó que, sin embargo, más allá de ese procedimiento, “lo que hoy regula la relación de Interpol, donde se invita a la cooperación de información, es que esta señora pueda ser deportada a Colombia para que se le aplique todo el peso de la ley”.

La posición del primer mandatario dista del pronunciamiento inicial que había hecho el ministerio de Justicia que no contemplaba la figurada de deportación y solo se apegaba a la extradición de Merlano tramitada ante el gobierno interino de Guaidó.

Publicidad
Previous ArticleNext Article