Gobierno admite que Policías asesinaron a Javier Ordóñez

El Gobierno de Colombia admitió la noche de este martes que Javier Ordóñez, el hombre cuya muerte produjo una ola de protestas en Bogotá y otras ciudades del país, fue asesinado por los uniformados de la Policía Metropolitana de Bogotá que realizaron su captura en el sector de Villaluz, localidad de Engativá.

“Unos policías mataron a un ciudadano colombiano, deshonraron el uniforme, violentaron las normas de comportamiento ético, desconocieron todo el esfuerzo de formación de la institución. En relación con ellos ya se están tomando las decisiones”, afirmó el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo durante la plenaria del Senado, donde fue citado para responder por las denuncias de abuso de la Policía durante la noche del 9 y 10 de septiembre en Bogotá.

Anuncios

Durante la sesión virtual el jefe de la cartera de Defensa, también reclamó que se conozcan los posibles delitos que se hayan cometido contra la institución en las protestas ciudadanas.

Además, dejó claro que el gobierno del presidente Iván Duque no dio la orden para que la Policía abriera fuego contra los manifestantes en Bogotá, tal como se ve en algunos videos que circularon en rede sociales el pasado 9 y 10 de septiembre.

“Se ha preguntado muchas veces, ¿quién dio la orden? (de disparar), seguramente pensando en que las órdenes se dan desde arriba para que los policías salgan a disparar y matar indiscriminadamente ciudadanos. Eso no es así, no funciona así”, explicó el Ministro.

“Si hay policías que cometieron el delito de homicidio, pues hay que condenarlos por ese delito (…), pero también hay que conocer los nombres y los delitos de quienes hayan sido autores materiales o instigadores de una serie de delitos que están contemplados en el Código Penal, porque aquí de lo se trata es de conocer la verdad”, puntualizó.

El ministro de Defensa debe renunciar: Oposición

Durante la plenaria del Senado varios miembros de la oposición entre ellos el senador, Gustavo Petro Urrego, indicaron que el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, debe apartarse del cargo al considerar que lo ocurrido la semana pasada en la capital del país, “es de la mayor gravedad”.