Este no es un dolor individual: Jineth Bedoya

En una sentencia histórica de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se condenó al  Estado colombiano por su papel frente al caso de la periodista Jineth Bedoya y se le obliga a la reparación, reconocimiento de los hechos y a promover iniciativas enfocadas en la prevención de la violencia sexual.

Al respecto Jineth Bedoya habla en entrevista para Confidencial Colombia.

¿De dónde sacó la  fuerza y el  valor para enfrentar el caso judicial que hoy arroja una sentencia histórica para Colombia?

Jineth Bedoya: Es una pregunta que me hacen frecuentemente. Siempre he dicho que la fuerza sale de la necesidad de entender que este no es un dolor individual sino que es un dolor colectivo, que son muchas las personas que lamentablemente se han visto afectadas, tanto por la violación de la libertad de expresión, como por la violencia sexual, y que entender que mi trabajo puede ayudar a otras personas, me llena completamente de motivos. Creo que de ahí sale esa fuerza.

¿Cómo se hará la difusión desde el Centro de Memoria Histórica “No es hora de callar”?

Jineth Bedoya: Lo más importante es que la gente entienda, que está es una sentencia histórica precisamente, porque va a ser el primer Centro de Memoria dedicado exclusivamente a la violencia sexual. Obtener este logro en la CIDH creo que es un antes y un después para las víctimas y sobrevivientes. Lo que sigue ahora es sentarnos  con el Gobierno para ver cómo vamos a construir ese centro de memoria.

¿Tiene alguna idea de cómo podría operar?

Jineth Bedoya: En mi cabeza obviamente tengo muy bien diseñado qué es lo que quiero y cómo lo quiero, cuál va a ser el espacio para las mujeres periodistas, pero también cuál va a ser el espacio de sanación de acompañamiento y de poder brindarle algo a las mujeres para que se puedan encontrar con ellas mismas. Esos espacios en Colombia no existen y si existen no están construidos de una forma adecuada para que ellas puedan encontrar esa conexión con su vida. La difusión la haremos luego de que hablemos con el Gobierno. Indudablemente va a ser un centro de referencia a nivel mundial”.

¿El presidente Duque ya le dio cita?

Jineth Bedoya: Hasta el momento no hemos tenido contacto con ninguna persona del Gobierno. La única respuesta que obtuvimos fueron los dos trinos del presidente Duque el día que se conoció la sentencia, pero no nos han contactado. Yo creo que están analizando la sentencia, y espero y le hago la invitación cordial para  que nos sentemos cuanto antes para revisar las ideas que tenemos al respecto.

¿Le gusta la idea de que las víctimas tengan curules en el Congreso de la República?

Jineth Bedoya: Manipular y manosear las curules de las víctimas ha sido el peor ejercicio del que he sido testigo y hago el llamado a que se entienda cuál es el espíritu de esas curules y cómo se debe llegar a ellas. No nos podemos permitir  que esas curules, que todas las víctimas las estaban esperando no  ahora sino desde  hace mucho tiempo,  no queden en manos de quienes padecieron las consecuencias del conflicto armado y si en cambio sean ocupadas por los  victimarios.

¿Le han ofrecido alguna candidatura para la Cámara o Senado para defender a las víctimas del conflicto?

Jineth Bedoya: Desde hace muchos años. Gente de diferentes partidos se ha acercado a mí pero algo que tengo claro es que soy periodista y me debo a eso. Les agradezco todas las invitaciones, pero mi trabajo está en otro lado.

¿Ha sentido el apoyo de los medios en Colombia durante estos 21 años?

Jineth Bedoya: Tengo que decir que los primeros años fueron de absoluta soledad, pero conté con el acompañamiento de quienes tuvimos que vivir de cerca y en carne propia todo esto. La afectación no solamente fue para mí, fue un golpe muy duro para toda la redacción y para mis colegas, y allí obviamente tenía el cariño y el acompañamiento de ellos.
Luego lo encontré en El Tiempo. A esas dos casas periodísticas yo les debo todo, mi gratitud, mi lealtad, mi cariño, mi amor y sobre todo el reconocimiento del respaldo que le han dado a mi carrera y a este caso.

¿Qué tanto respaldo le dieron los otros medios de comunicación?

Jineth Bedoya: Ese apoyo vino ya cuando el caso tuvo esa internacionalización pero antes fue difícil encontrar respaldo de algunos colegas, hubo unos que fueron muy solidarios, y otros que ni siquiera le dieron credibilidad a lo que había ocurrido, pero hace parte del pasado. Creo que volver sobre eso  no es avanzar, cada quién tiene en su consciencia lo que hizo o no hizo, pero en esta última etapa y sobre todo desde que nació” “No es Hora de Callar” “yo le debo toda mi gratitud a mis colegas.

¿Cuánto tiempo lleva No es Hora de Callar?

Jineth Bedoya: “No es Hora de Callar nació en el 2009, cuando hable públicamente de todo lo que había ocurrido. Inicialmente era algo muy personal, fue una idea que contó con el respaldo de mis amigas cercanas y de la redacción del El Tiempo, pero se fue convirtiendo en una campaña que tiene reconocimiento a nivel internacional, que ha logrado apoyar a más de ocho mil mujeres víctimas y sobrevivientes de violencia sexual que ha hecho programas de sanación, acompañamiento, de capacitación a centenares de mujeres en todo el país.

¿Cómo periodista se siente orgullosa, que la sentencia le reivindique los derechos a las mujeres que ejercemos periodismo en Colombia?

Jineth Bedoya: Eso fue lo que yo busqué y eso fue lo que  pedí, que reconocieran los derechos de las mujeres periodistas, pero sobre todo la labor de las mujeres periodistas,  la afectación, la violencia que se ejerce contra ellas por el mero hecho de ser mujeres porque nosotras nos hemos convertido en el cordón umbilical entre las comunidades y el resto del mundo. Es por esto que  pedí en la demanda, se reconociera la la dignificación de su trabajo. Estoy muy orgullosa de haberlo logrado y de dejarle algo a mis colegas de ahora y a las que vienen”.