Lo + Confidencial

Estamos en la tarea de cumplirle a las víctimas: Ramón Alberto Rodríguez

Publicidad

Ramon_Rodríguez_Director_Unidad_De_Victimas
Ramón Alberto Rodríguez, director de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas del conflicto armado

La Ley de Reparación y Restitución de Tierras (1448 de 2011), dio origen a la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas del conflicto armado, que generó una gran expectativa a nivel nacional, en lo que tiene que ver con indemnizar y brindar ayudas humanitarias a la población que se ha visto afectada por la confrontación armada, que por más de 50 años ha tenido que enfrentar nuestro país.

Esta norma se ha venido implementado, sin que hasta el momento se haya podido cumplir con la mayoría de objetivos planteados, lo que obligaría al presidente Duque a presentar al Congreso un proyecto de modificación a la Ley que permita ampliar su vigencia más allá del 2021.

En exclusiva para Confidencial Colombia, el director de la Unidad de Reparación a Víctimas, Ramón Alberto Rodríguez, habla en entrevista con Óscar Sevillano, y explica cuáles son las metas que el Gobierno de Iván Duque tiene en esta materia:

Publicidad

CONFIDENCIAL COLOMBIA: ¿Qué resultados se han obtenido en materia de reparación durante los siete años que tiene la Unidad de Reparación a Víctimas del Conflicto?

Ramón Alberto Rodríguez: Para hablar de los resultados en materia de reparación a las víctimas es necesario revisar toda la ruta. Tenemos un desafío muy grande frente a los 8.8 millones de víctimas que aparecen en el registro único, de los cuales un 85% son sujetos de atención. Hay una diferencia en las cifras, que se da, por los hechos victimizantes, diferentes al desplazamiento. Lo primero es que se están atendiendo todas las emergencias humanitarias que se han presentado en el territorio, garantizando la subsidiaridad en los municipios, dándoles la capacitación y asistencia técnica a los entes territoriales para que tengan la capacidad de dar respuesta a unas emergencias humanitarias y tener respuestas a los desplazamientos individuales, que se han dado en diferentes municipios y veredas del país. También se han incrementado los recursos de ayudas humanitarias. Sabemos que la inmediatez se encuentra en manos de los entes territoriales, pero las capacidades de este se desbordan ante estos hechos, y es allí donde aparece la subsidiaridad. En el 2018 entregamos más de 24 mil millones de pesos para este asunto.

En lo que tiene que ver con la ayuda humanitaria hemos atendido todas las solicitudes con una efectividad del 84%. Durante los siete años de vigencia de la Ley hemos entregado alrededor de 5.5 billones de pesos para este tema y así garantizar esta línea de trabajo. En lo que tiene que ver con la transición, se ha trabajado en la implementación del Decreto 2569, que nos ha permitido hacer un uso racional de la Ayuda Humanitaria, porque veníamos atendiendo unas enormes filas de gente, con el justo disgusto de las víctimas por la demora en los resultados. Hoy se atienden todas las solicitudes en un tiempo breve, identificando las carencias del núcleo familiar y dependiendo de esto, se entregan los recursos. Esto nos ha permitido una mayor eficiencia en este ejercicio porque se la entregamos a quien realmente la necesita y de paso evitamos que se mal utilicen luego de recibirlas comprando televisores plasma, etc.

CONFIDENCIAL COLOMBIA: La Ley de Víctimas establece unos tiempos para que se ejecute la reparación, que no se han cumplido en la mayoría de casos ¿Cómo solucionar este problema para que los resultados se den con prontitud?

R.A.R: Tenemos una buena noticia y es que cumplimos con la meta en el Plan Nacional de Desarrollo de indemnizar 900 mil víctimas. Esto gracias a unos ahorros y ajustes que logramos hacer, que nos permitió lograr un éxito del 101%. Sabemos que nos queda mucho por hacer, y es precisamente por eso que estamos en la búsqueda de nuevos recursos, tratando de hacer también ajustes en el gasto, sin ser regresivos. Estamos en la tarea de cumplirle a las víctimas que fue una orden impartida por el señor presidente Iván Duque.

CONFIDENCIAL COLOMBIA: ¿Es posible obtener una mayor agilidad y efectividad en los trámites de reparación aplicando políticas de austeridad en el gasto?

R.A.R: Para cumplir con todo el trabajo hemos venido realizando algunos ajustes, como por ejemplo la contratación de técnicos profesionales que se encargan de recibir la documentación, revisarla y validarla para digitalizarla. Además de eso venimos implementado una plataforma digital para que las víctimas desde sus territorios puedan realizar las diferentes consultas de los trámites que realizan y puedan estar al tanto de lo que sucede con su proceso, sin que deban desplazarse en chalupas o caballos desde sus territorios hacia las ciudades principales. También venimos cualificando al personal de atención en los puntos de atención. Además, venimos vinculando a personas víctimas de la violencia que conocen y manejan muy bien los procesos.

CONFIDENCIAL COLOMBIA: ¿Se pueden implementar nuevas tecnologías como plataformas digitales, teniendo en cuenta que la mayoría de víctimas se encuentran en territorios apartados, donde la infraestructura es precaria?

R.A.R: Al revisar las posibilidades de éxito que tendría la plataforma digital “Unidad en Línea” vimos que el 90% de las víctimas tienen un chat activo en su celular. Posiblemente no se conecten todos los días porque el territorio donde viven no cuente con esa facilidad, pero al llegar al casco urbano la capacidad de ingreso a internet aumenta. Sabemos que esta es una herramienta que no se presta para todas las víctimas, por eso vamos a mantener los puntos de atención y los centros regionales, porque algunas de estas personas requieren de atención personalizada.  La idea es que el acceso a la información se pueda hacer desde cualquier lugar y a cualquier hora.

CONFIDENCIAL COLOMBIA: La mala atención de algunos funcionarios en estos puntos de atención ha sido una queja constante de las víctimas ¿Es consciente de que se debe dar mayor capacitación en temas de sensibilización y atención al ciudadano para el personal que atiende a las personas afectadas por el conflicto?

R.A.R: Ese trabajo lo realiza un operador que debe capacitar a las personas que se contrata para esta labor y constantemente les evalúa. En las reuniones que he sostenido con las mesas de víctimas, he recibido estas quejas por la mala atención de algunos funcionarios. Esto hace que se genere una mala imagen hacia la Unidad de Reparación a Víctimas, por eso he dado instrucciones a la subdirectora de atención para que se mejore el servicio al ciudadano.

CONFIDENCIAL COLOMBIA: ¿Un total de 880 mil personas indemnizadas, de un universo de 9 millones de víctimas no es un resultado demasiado pobre para 7 años de existencia de la Unidad de Reparación a Víctimas?

R.A.R: Avanzamos según los recursos que se tengan para cumplir con la reparación, sino se cuentan con este factor es muy difícil llegar a un éxito total en el cumplimiento de la Ley. Nosotros hacemos pagos con los recursos que nos entrega el ministerio de Hacienda. Hemos solicitado la ampliación de estos para avanzar un poco más, el problema es que, si no los hay, porque el país vive una situación de estrechez presupuestal, debemos priorizar bien sea con adultos mayores, personas en situación de discapacidad, etc., mientras activamos otras fuentes de financiación, bien sea a través de la comunidad internacional o realizando ajustes presupuestales. Estamos en la tarea de cumplir con los objetivos, sin ser regresivos.

CONFIDENCIAL COLOMBIA: La Ley de Víctimas tiene una vigencia de diez años, a la fecha cumple siete. Según los resultados que hasta el momento presenta, el Gobierno Nacional se vería en la obligación de presentar un proyecto de modificación a la norma al Congreso de la República para ampliar su vigencia.

R.A.R Indudablemente. En los talleres Construyendo País las víctimas han hecho esta petición, porque ellos ya ven la necesidad de ampliar la vigencia de la Ley. En este sentido venimos realizando acercamiento con las diferentes consejerías para plasmar  la necesidad en el Plan Nacional de Desarrollo, con las fuentes de financiación, porque necesitamos saber cuántas vigencias se requieren, porque tenemos claro que durante este período será muy difícil cumplir con todos los objetivos que plantea la norma, por eso el presidente Duque nos ha dado la instrucción de avanzar lo más que se pueda en lo que tiene que ver con la indemnización, sin desconocer lo que tiene que ver con la reparación colectiva. El Banco Mundial nos está ayudando en este último asunto.

CONFIDENCIAL COLOMBIA: Considera necesario realizar ajustes a la Ley de Víctimas:

Publicidad

Ramón Rodríguez: Por supuesto que es necesario. Las mismas víctimas lo piden además. Estamos revisando la implementación, ¿Qué ha funcionado y que no? ; ¿Cuáles son las fallas que en esta materia se ha tenido y cuales sus posibles soluciones?

CONFIDENCIAL COLOMBIA: ¿Qué estrategias han pensado para trabajar durante estos cuatro años con las gobernaciones y alcaldías, evitando situaciones de “amigas y rivales” como la que se presentó entre la pasada directora de la Unidad de Víctimas Paula Gaviria y la entonces Alta Comisionada Distrital para las Víctimas en Bogotá Ana Teresa Bernal?

R.A.R:Estamos revisando con DNP porque hay diferentes interpretaciones de la Ley, no solo en lo local, sino además en la misma Unidad de Reparación. Venimos trabajando en el tema de direccionamiento estratégico porque tiene que ver mucho con esto. Lo identifiqué al visitar las territoriales, donde tienen una visión diferente a la implementación de la norma. Sabemos las dificultades del territorio, pero somos conscientes de que debe haber una dirección desde lo nacional para evitar estas situaciones en el momento de la articulación con las gobernaciones y alcaldías, porque estos entes deben ser nuestros grandes aliados, y para que estos no nos vean como una especie de “rivales” en esta tarea, por eso estamos brindando las herramientas necesarias para implementación de las políticas públicas en materia de reparación.

CONFIDENCIAL COLOMBIA: ¿Cuáles son los puntos clave en materia de reparación que estipula el nuevo Plan Nacional de Desarrollo?

R.A.R: Hay un borrador con los puntos que estuvimos trabajando junto al DNP en las reuniones con las víctimas del conflicto en las mesas regionales. Realizamos otros encuentros con el propósito de escuchar y tener en cuenta las sugerencias de la población para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo y que estas queden plasmadas. Estas fueron entregadas con la misma estructuración. Estamos buscando que quede toda la ruta de reparación para atender a las víctimas, con la prórroga y sus fuentes de financiación. En temas de participación esta población tiene un avance significativo.

CONFIDENCIAL COLOMBIA: ¿Por qué la decisión de reducir las ayudas humanitarias?

R.A.R: No es reducirla. Es entregarla a quien la necesita. La Corte siempre ha señalado que la ayuda debe direccionarse a quien la requiere. Antes se la daba a todo el que hiciera la solicitud, sin verificar. Estamos en esta tarea y esto no ha permitido ser más eficiente en esta tarea.  El reto más grande está en la reparación, teniendo en cuenta además a la población desplazada. Hay que recordar que toda persona desplazada es víctima del conflicto, pero no todas las víctimas del conflicto son desplazadas.


CONFIDENCIAL COLOMBIA: ¿Se le ha hecho seguimiento al retorno de los Emberas?

R.A.R: Estos son procesos que llevan meses, incluso años, porque hay que pasar por procesos de concertación con la comunidad indígena, con los entes territoriales, etc. Sabemos que en algunos casos se han devuelto a la ciudad y lo que estamos haciendo es acompañarles, buscando la articulación con gobernaciones y alcaldías para que este se pueda cumplir a cabalidad con todos sus componentes (salud, educación, etc.), con el debido seguimiento en el territorio. Hay casos que se salen de las manos, principalmente cuando hay una segunda generación que crece en la ciudad y se acostumbra al celular, los tenis, el televisor, etc., y que les cuesta vivir en territorios cien por ciento rurales que es de donde esta población proviene. Aquí es necesario activar procesos de reubicación, esto se hace en habitaciones donde se paga una suma 3 mil o 4 mil pesos diarios, mientras se logra una concertación.


CONFIDENCIAL COLOMBIA: ¿La Unidad de Víctimas está escuchando las sugerencias que en materia de inclusión a personas en situación de discapacidad hace la Consejería Presidencial para la Discapacidad?

R.A.R: Estamos trabajando de la mano con el Alto Consejero para la Discapacidad Jairo Clopatofsky. En esta materia hemos hablado con la cooperación japonesa quienes nos apoyan en lo que tiene que ver con inclusión laboral en el proceso de recolección de café, porque tenemos un buen número de víctimas en esta situación y se requiere del apoyo de esta oficina.

CONFIDENCIAL COLOMBIA: ¿Se ha pensado en atender los casos de segundos desplazamientos que se presentan de manera intraurbana en ciudades como Bogotá, Medellín y Cali?

R.A.R: Bogotá es una ciudad receptora. Desconocemos casos de desplazamientos intraurbanos en la capital, lo que no significa que no los haya. En el caso de Medellín se ha trabajado de la mano de la Alcaldía.

CONFIDENCIAL COLOMBIA: Cuando se celebró el Día Nacional de Víctimas (9 de abril) durante la presidencia del senado de Mauricio Lizcano, la fecha coincidió con el domingo de ramos. Se propuso entonces la modificación a la Ley para cuando se diera esta eventualidad, postergar el acto hacia un día hábil ¿El tema se ha seguido discutiendo?

R.A.R: El tema no se ha vuelto a tocar. Lo que si se ha hablado es sobre el acto en la plenaria en el Congreso de la República, porque la presencia de senadores y representantes no ha sido muy efectiva.

Dentro de lo que se ha discutido del día Nacional de las Víctimas, ¿se ha hablado de la posibilidad de que el Estado haga presencia en el acto al interior del Congreso?, hablo de los Senadores y Representantes, Presidente de la República, gabinete ministerial, Fiscal General de la Nación, Defensor del Pueblo, Presidentes de las Altas Cortes, procurador General, Contralor, Alcalde Mayor de Bogotá, y Comandantes de las Fuerzas Militares y de Policía.

R.A.R: Para nosotros es importante fortalecer la convocatoria, para que las víctimas se sientan acompañadas por la mayoría de las cabezas de las entidades públicas y que ojalá estén en la jornada todos los congresistas, de principio a fin. Este tema no solo de la Unidad de Víctimas, es de todos los colombianos.



Síganos en Facebook

Previous ArticleNext Article