Somos conscientes de que en Barbacoas hay cultivos de uso ilícito: alcalde electo

Alcalde-Barbacoas

Adam Rincón alcalde electo de Barbacoas, territorio que enfrenta una tragedia por cuenta de la inundación de los ríos Telembí y Guagüí,  habló en entrevista para Confidencial Colombia sobre la situación que atraviesa el municipio en materia fiscal y de orden público.

¿Cómo se ha organizado la población barbacoana para enfrentar la tragedia que se presentó en los últimos días, tras la inundación de los ríos Telembí y Guagüí?

Adams Rincón: Tuvimos una calamidad por cuenta de la inundación de nuestros ríos que se desbordaron tras fuertes aguaceros. Ya empezamos a trabajar en este sentido, aún sin necesidad de que empiece mi período como alcalde municipal. Esto porque existe una responsabilidad con una comunidad que lo necesita y eso prima por encima de cualquier otro aspecto. Tuvimos un comité con el director de la Unidad de Riesgo en donde estuve presente evaluando de primera mano los daños causados y el número de personas damnificadas.

¿Si cree que se puedan mejorar los problemas de orden público en el municipio, generado por la presencia de bandas criminales, el ELN y el narcotráfico?

Adams Rincón: Depende de la ayuda y el empeño que en este sentido coloque el Gobierno Nacional. Esta corresponde a una política de Estado y de las decisiones de Estado que se tomen en este materia, que por supuesto deben estar sujetas a las condiciones propias del gran generador de problemas en nuestro territorio que es el narcotráfico. Esperamos que nuestras ideas y programas sean escuchadas en los ministerios para que nuestra gente encuentre alternativas de vida.

¿Está de acuerdo con el retorno de la aspersión aérea de glifosato sobre los cultivos de uso ilícito?

Adams Rincón: Por supuesto que no. Somos conscientes de que en Barbacoas hay cultivos de uso ilícito, pero vemos alternativas que son viables y que nos permiten estar en armonía con el medio ambiente. Alrededor de estos hay otro tipo de siembras que pueden verse afectadas con esta aspersión.

¿Hay disposición de parte de la comunidad para la sustitución voluntaria de estos cultivos de uso ilícito?

Adams Rincón: Por supuesto, pero también valga decir que las autoridades y líderes sociales del municipio debemos poner empeño para buscar un buen ambiente para el mismo.

Háblenos sobre la situación que encuentra en materia de orden público y postacuerdo.

Adams Rincón: Vemos con buenos ojos la inversión que llegue a nuestras comunidades, especialmente los que tienen que ver con la implementación de la paz. Hay otras circunstancias que deben complementar este esfuerzo, por eso creemos necesario la puesta en marcha de proyectos en el casco urbano y en la zona rural que nos permitan lograr esa estabilidad.

¿Ayudó el proceso de paz a mejorar la situación de orden público en este municipio?

Adams Rincón: Hoy tenemos una índices de homicidios, de extorsión altos, de secuestros aunque este se redujo. Esto puede corresponder a un tema posterior a la firma del Acuerdo que su implementación debe tener unos componentes que faltan. Estamos apostando y vamos a poner todo nuestro empeño para que tengamos una estabilidad.

La actividad minera, especialmente la artesanal, hace parte de las tradiciones en el municipio ¿qué hacer para que esta no se vea opacada por la minería ilegal en la zona?

Adams Rincón: Vamos a tratar de generar unas mesas de trabajo para conversar con los pobladores que realizan esta actividad, para que puedan formalizarse y especializarse en asuntos mineros  y pueda desarrollarse armónicamente con el medio ambiente.

¿Qué propuesta alternativas hay para los jóvenes en Barbacoas que han sido capturados por la actividad minera de tipo ilegal en el territorio?

Adams Rincón: La juventud debe tener los oficios como cualquier colombiano, basada en una educación de calidad, que es de las primeras apuestas que tenemos. Hemos pensado en abrir espacios donde el municipio empiece a colocar su grano de arena, buscando concretar espacios donde haya la oportunidad de tener varias instituciones educativas como la Universidad del Pacífico, el SENA, etc., para buscar el apoyo necesario para nuestros jóvenes, tratando eso sí de darle oportunidad al deporte y a la cultura. Dios permita que podamos aterrizar la Economía Naranja de la que tanto habla del presidente Duque. Queremos que el Estado nos corresponda en ese mismo orden.

¿Hay interés de parte de la empresa privada para llegar a Barbacoas y si se ha incentivado y motivado a los habitantes para que emprendan sus propios proyectos?

Adams Rincón: La mayoría de los municipios de Colombia son muy pobres, en donde la ilegalidad y la coca han pescado en rio revuelto, no debemos engañarnos, pero también hay que reconocer que al interior de ellos hay una inmensa mayoría de personas decentes que buscan emprender sus ideas y proyectos, que tienen una gran capacidad para trabajar en un ambiente legal. Queremos que la política de Estado nos permita desarrollar nuestras actividades. Muy oportuno sería que el Gobierno invierta en las vías terciarias que estamos pidiendo, para que los pueblos con áreas importantes dedicadas al agro puedan sacar sus cultivos, pero para ellos se requieren condiciones de movilidad y dinámica para que la gente consolide unos escenarios de producción que los convierta en empresarios de sus propias ideas.

¿Cuál es la situación fiscal del municipio?

Adams Rincón: Es crítica, no voy a negarlo. Barbacoas es un municipio que tiene una población considerable, donde muchos de sus gastos administrativos pueden estar por encima de los ingresos que recibe. Con todo eso vamos a empezar a trabajar para que empezar a tener un orden fiscal más saludable