El proyecto de POT va en contra de la estructura ecológica de Bogotá: Martín Rivera

Martin-Rivera

Martin Rivera es un joven interesado en llegar al Concejo de Bogotá por la lista de Alianza Verde, con el apoyo del excandidato presidencial Sergio Fajardo. Nació en Bogotá, estudió Gestión y Desarrollo Urbano en la Universidad del Rosario.

Fue coordinador de Concejo Como Vamos. Trabajó también en ProBogotá. Ha participado en diferentes campañas políticas, una de ellas la de Sergio Fajardo en 2018. Ha trabajado junto al concejal Juan Carlos Flórez y ha liderado diferentes campañas de cultura ciudadana, tema que le apasiona. En entrevista con Confidencial Colombia Martín expone alguna de las preocupaciones que tiene por Bogotá y que le motivan a presentar su nombre a consideración del electorado para acceder a una curul en el cabido distrital, donde pueda aportar su granito de arena para ayudar a construir una mejor ciudad.

¿Si cree que Bogotá va por buen camino en materia de desarrollo urbano?

Anuncios

Martín Rivera: Podríamos estar mucho mejor y no porque la Administración actual sea mala, sino, por la suma acumulada de decisiones mal tomadas de quienes han utilizado a Bogotá para favorecerse políticamente a costa de su desarrollo.

¿Cuándo habla de grupos políticos tradicionales a quienes refiere?

Martín Rivera: Si cogemos desde el año 88 cuando se da la primera votación popular de alcaldes en Colombia, podemos ver que todos los burgomaestres excepto Samuel Moreno y Juan Martín Caicedo que terminaron con líos en la justicia, han intentado llegar a la presidencia, con casos excepcionales como los de Antanas Mockus que hizo un ejercicio pedagógico y que quiso llevar a todo el país. Pero los demás han utilizado a la capital como plataforma para ver cómo crecen políticamente.

Recuerde que fue Andrés Pastrana el primer alcalde elegido por voto popular y fue el quien demostró que era necesario impulsar el desarrollo urbano de Bogotá a partir de las obras de infraestructura.

Martín Rivera: El desarrollo urbano de Bogotá se empezó a vivir desde 1920, a partir de ese entonces una serie de urbanistas y arquitecto comienzan a poner su granito de arena, uno de ellos Fernando Mazuera. Lo que sucede es que en la mitad del siglo XX llegan una serie de urbanistas piratas que hacen que la ciudad crezca de manera desordenada, sin que las administraciones de ese entonces hagan lo posible por controlarlo. Es con Jaime Castro cuando se comienza a poner orden con el Estatuto Orgánico.

Me sorprende que en ese recuento no mencione a la primera Administración de Peñalosa…

Martín Rivera: la primera alcaldía de Peñalosa sin duda fue clave para sentar un desarrollo urbano que le garantizara dignidad a la calidad de vida de los bogotanos. Luego llegaron unos gobiernos que se concentraron en ciertos temas. Siempre destaco la Bogotá Sin Hambre de Lucho Garzón, por ejemplo.

Como hacemos para que la calidad en la educación de Bogotá tanto pública como privada estén al mismo nivel de las grandes ciudades del mundo.

Martín Rivera: En Bogotá tenemos una brecha enorme entre los que van a colegio privado y los que van a colegio público. Cerca del 77% de las pruebas saber de los colegios particulares están por encima de un A y A+ en los resultados, mientras que en los oficiales están solo el 26% ¿Qué hay hacer?, concentrar el mayor esfuerzo por implementar la jornada única en todos los colegios del Distrito, mejorando la infraestructura de los planteles y de los sueldos de los maestros.

La Administración Distrital va por un lado y la Universidad Distrital parece ir por otro…

Martín Rivera: El Concejo como órgano de control político que es, debe hacer todo cuanto sea necesario para que el Distrito recupere la administración de la Universidad. El presupuesto de 2019 está cerca de 320 millones de pesos, pero si uno va y revisa la contabilidad, se encuentra con que está casi quebrada, producto del pésimo manejo. Adentro hay politiquería, clientelismo e intereses de contratación y no ha sido fácil ponerla en cintura, ni siquiera la Alcaldía de Petro pudo lograrlo.

¿Apoyaría la idea de que la Universidad Distrital tenga una sede en las 20 localidades?

Martín Rivera: No en las 20 localidades. Soy más a fin a la idea de instalar equipamientos en colegios grandes que se por su estructura física se prestarían para servir como sedes de la universidad Distrital.

¿Le gusta la idea de que a través de la Alcaldía de Bogotá se generen convenios con las universidades privadas para garantizar un mayor ingreso de jóvenes de estratos 1, 2 y 3?

Martín Rivera: Se puede buscar la manera de generar convenios con universidades privadas para que otorguen becas a los mejores bachilleres de Bogotá.

Con el ánimo de que se mejoren las relaciones con Cundinamarca y se le dé una mayor responsabilidad a Bogotá con el departamento, ¿apoyaría la idea de que la capital del país participe en la elección del Gobernador y la Asamblea Departamental?

Martín Rivera: Considero que Bogotá debe mantener su autonomía política y administrativa, sin desconocer la necesidad e importancia de tener una región consolidada y articulada.  Darle a la ciudad participación en la elección del Gobernador, es tener a una persona que esté tomando decisiones por encima del Alcalde en un territorio que es bastante complejo. Es más, creería que la capital de Cundinamarca no debería ser Bogotá, sino Soacha o Chía.

¿Le gusta el proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial que se discute en estos momentos?

Martín Rivera: No señor. Este proyecto de POT va en contra de la estructura ecológica de Bogotá que es lo que debemos cuidar en adelante. Hablo de los humedales que se han secado para darle paso a la construcción. Este POT propone recortar la cota del rio, recortar algunas rondas de los cuerpos de agua, permitiría la construcción en los cerros orientales, no reconoce a la reserva Tomas Van Der Hamment como lo que es, pero, sobre todo, pretender reurbanizar 9 mil de las 36 mil hectáreas urbanas que tiene la ciudad.

¿Considera entonces que puede ser irresponsabilidad del actual Concejo de Bogotá, el no hacerse presente en los debates?

Martín Rivera: Por supuesto que lo es. El Concejo debe dar la discusión de cuál y cómo debe ser la hoja de ruta de Bogotá en los próximos años.