El ‘Inri’ que ellas cargan por los ‘pecados’ de sus familiares

La actual presidenta de la Cámara de Representantes ha sido blanco de críticas por algunos sectores de la opinión pública que cuestionan su llegada al cargo, por los líos judiciales de su padre y su hermano.

Anuncios

La congresista es hija de Luis Eduardo Arias Castellanos, condenado por un homicidio y hermana de Andrés Eduardo Arias, capturado en Miami mientras trataba de comprar un alijo de cocaína a quien resultó ser un agente encubierto de la DEA y condenado a tres años y medio de prisión por tráfico y comercio de cocaína.

La representante aseguró en su defensa en los medios de comunicación que su hermano tomó el camino equivocado y pagó por esa decisión y en lo que tiene ver con el caso judicial de su padre, afirmó que sucedió hace más de 30 años en medio de una situación accidental.

“Los hechos sobre mi papá fueron hace más o menos 30 años. Yo estaba por cumplir cinco años y mi papá se vio involucrado en una situación accidental, por la cual así sea accidental uno tiene que tener una responsabilidad”, manifestó Arias.

La presidenta de la Cámara de Representante no es la única mujer política que ha sido cuestionada por los hechos en los que se han visto involucrados sus familiares. Sucedió también con la congresista Astrid Sánchez Montes de Oca, hermana del exsenador Odín Sánchez, quien estuvo en prisión por sus relaciones con estructuras armadas ilegales de las AUC.

La Representante a la Cámara por el departamento del Chocó, también es hermana  de Patrocinio Sánchez Montes de Oca,  exalcalde de Quibdó y exgobernador, a quien se le dictó orden de captura por los delitos de peculado por apropiación en favor de un tercero y celebración de contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales durante su gestión como alcalde de la capital chocoana.

Un tercer caso es de la María Consuelo Araujo (La Conchis), hermana de Álvaro Araujo excongresista condenado por parapolítica y de Sergio Araujo, a quien el ex jefe de informática del extinto DAS en sus declaraciones ante la justicia lo vinculó con el excomandante de las AUC Jorge 40, asegurando que “era su asesor”.

Otro asunto por el que la opinión pública presionó para que la Conchis renunciará al cargo de Canciller de la República que ostentó durante la presidencia de Álvaro Uribe, fue por la investigación judicial por parapolítica que en su momento enfrentó su padre, el exministro Álvaro Araujo Noguera y por el cual estuvo prófugo de la justicia durante un tiempo.

María Consuelo Araujo fue ministra de relaciones exteriores con Uribe como presidente y además integró el gabinete de Enrique Peñalosa en sus dos alcaldías en Bogotá.

Otros casos similares son los de la excongresista Teresita García, hermana del exsenador Álvaro García, preso por la masacre de Macayepo en Sucre y Nadia Blel, hija del excongresista Vicente Blel, condenado por parapolítica.

Anuncios